El libro que me fascinó y quiero que lean mis hijos

Estamos en abril y en breve llega el día del libro.

En la comunidad bloggera nos estamos dedicando a recomendar lectura clasificada por edades, temas, necesidades…Yo misma tengo en mente unos 40 libros para sugerir pero no me da la vida para escribir más tiempo del que tengo (o me dejan disponible mis cachorros humanos!)

Tanta inspiración provocada por los libros me ha llevado también a montar nuestro Rincón de Lectura (en 3 pasos y 3 minutos!) el pasado fin de semana, que desde entonces es nuestro sitio preferido de la casa!

photogrid_1460271621623.jpg

Pero hay un carnaval en el que tengo que participar sí o sí, aunque mis hijos hoy vayan en pijama al cole porque no me alcance la mañana para vestirlos y subir el Post: bajo la consigna de recordar un libro que nos marcó en nuestra propia infancia y queremos que lean nuestros descendientes, la madre de los blogs de crianza Madresfera, nos invita a hacerlo en una entrada acompañada del hashtag #MadresferaBooks.

MadresferaBooksproyect

Debo decir que de pequeña he sido muy que muy  consumidora de libros (bueno, y de adulta!), hasta que nació Mijo2012 y ya me dediqué a pleno a leer sobre crianza, productos infantiles y temas afines, la mayoría de las veces desde el móvil para tener siempre una mano libre.

Creo que los últimos libros en papel que leí fueron estos de Carlos González (sin contar los que leo con mis niños)

  comeramarmamasCarlosGonzalez.jpg CarlosGonzalezCreciendojuntos

También quiero contaros que he leído todo tipo de libros: ficción, humor, historia,  novela romántica, divulgación…no creo que unos sean mejores que otros. Hay momentos para todo! Y que ahora que #SoyQuienDecide los libros que leen mis hijos, tengo que repasar los contenidos de cada uno ya que en mi infancia he leído muchos cuentos llenos de estereotipos que hoy no quisiera que formen parte de la educación que les estoy inculcando.

soyquiendecidelibros

Volviendo al #MadresferaBooks, el libro que me ha fascinado , que he releído infinidad de veces y que deseo especialmente que les encante a mis hijos es: El hombre que calculaba.

elhombrequecalculaba

Este libro forma parte de una serie de más de 50, escritos por el brasilero Júlio César de Mello Souza, firmado bajo el seudónimo Malba Tahan. Todos estos libros los firmó bajo este nombre, que luego incorporó a su documento de identidad. En ellos, emplea historias orientales para enseñar matemáticas.

En El Hombre que Calculaba, se unen varias relatos en torno a un viajero singular que va resolviendo problemas de álgebra y aritmética para dar solución a discusiones en diversas poblaciones o familias.

A pesar de mi memoria de pez, siempre recuerdo el capítulo de los 35 camellos que debían ser repartidos entre tres árabes. Beremís Samir efectúa una división que parecía imposible, conformando plenamente a los tres herederos, e incluso obteniendo ganancia!

Por lo visto, es uno de los problemas más famosos del libro, ya que buscando en YouTube he encontrado varios vídeos del relato que he guardo en una lista de reproducción de mi canal y os dejo aquí:

Este libro marcó mi vida en muchos aspectos, ya que despertó en mí el afán por resolver problemas, la búsqueda de la mediación para solucionar conflictos y me acercó más al universo de mi padre: un ingeniero mecánico (muy ingeniero!) al que ningún libro le captaba la atención más de unos minutos, porque tenía la mente hiperactiva.

Sin embargo, compartía conmigo un debate sobre estos problemas mientras yo se los leía buscando su ingeniosa ayuda, orgulloso por mi interés hacia las matemáticas por creer que venía de sus genes y el ejemplo continuo que nos daba.

Hoy hace 5 años que no puede enseñarme más cosas, pero estoy segura que a través de muchas anécdotas y de recuerdos como los que me trae este libro, podré transmitir a mis propios hijos un poquito de la esencia de ese abuelo que no llegaron a conocer, y que me soltaba frases del tipo:-hija, no sigas poniendo azúcar al Nesquik que la disolución del sólido en el líquido ha llegado al máximo, y ya no va a endulzar más (podéis imaginar mi cara de what??!! con 4 – 5 años, al oírlo mientras echaba cucharadas soperas de azúcar a mi vaso chocolatoso).

Criando247papaautodromo

Mi padre “el ingeniero” en el autódromo de Bs.As., hablando con el piloto de su coche de carreras. Foto publicada por la revista Corsa.

La afición por la lectura la heredé claramente de mi madre, y hoy que tengo peques, sé que el ejemplo es fundamental. El aprendizaje por imitación abarca todas nuestras acciones (y omisiones!) y los libros deben ser considerados tanto como el medio como por el mensaje. Y tengo claro que debo aprovechar esta maravillosa herramienta que supone “el libro”, ese conjunto de papeles escritos que nos permiten trascender y seguir vivos en nuestros hijos, legando su contenido y los recuerdos en torno a su lectura.

Espero que os haya gustado mi recomendación. También pensaba escribir sobre El Diario Ana Frank, otro básico de mi niñez, pero he leído la entrada de La Sonrisa Despeinada y creo que transmite exactamente lo que me gusta de ese libro, así que os recomiendo pasaros por su Blog a leerla!

Y en vuestra infancia, qué libro os marcó?

Nos leemos!

Un comentario en “El libro que me fascinó y quiero que lean mis hijos

  1. Pingback: #HoyLeemos Los 6 cuentos preferidos de mis hijos de 2 y 4 años | CRIANDO 24/7

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s