A mi segundo hijo, el normotípico: las cosas que no hago contigo.

No te llevo al parque todo lo que quisieras y cuando vamos no es el parque de tus amigos, la hora en que te apetecía ni podemos alargar el tiempo porque es uno de los espacios más difíciles de gestionar para tu hermano.

criando247-peque-parque.jpg

No te enseñé a patinar y te he llevado en bici en un par de ocasiones. No es que no sepas montar, no te di el tiempo ni la oportunidad de aprender. Es muy difícil hacer actividades tan motoras con los dos.

No te acompaño a las excursiones del cole, no suelo ir a todas las reuniones trimestrales y he pedido escasas tutorías desde que te escolaricé.

criando247-peque-cole.jpg

No vamos a comer churros más allá del día que toca vacuna, no tengo tiempo de pasearte por Madrid y descubrir los rincones de tu ciudad natal para que te detengas a cada paso preguntando sobre lo que ves.

No busqué y rebusqué el mejor colegio para ti, ni las actividades extra-escolares que podrían encajarte. La logística no me permite más que ofrecerte ir detrás de las elecciones que tomamos para tu hermano mayor y has acabado haciendo terapias por el mero hecho de incluirte y reducir tus esperas.

criando247-peque-hermanos-equinoterapia.jpg

No te llevo en bus a mirar por la ventana en su recorrido zigzagueante. Tampoco vamos al metro a que pases orgulloso tu tarjeta de viajero por el molinillo.

No puedo invitar a tus compis a merendar a casa, tampoco puedo llevarte si te invitan. Es un esfuerzo logístico conseguir que asistas a los cumpleaños, pero eso lo gestiono con mayor prioridad.

criando247-peque-amigos.jpg

No te lavo la cara todo el rato, no te ayudo a ponerte los zapatos y te ducho en un plis plas. 

Cada cosa que no hago contigo tiene un precio y lo sé. A veces me lo facturas con tus demandas en bucle, o con tus llantos, o pidiéndome que me duerma toda la noche abrazada a ti en tu cama.

Y la noche, esa noche que nos pide reencontrarnos, a veces también me encuentra agotada y no me deja entregarme como tú necesitas.

criando247-peque-duerme.jpg

Eres la maravilla que completó la familia, el mejor regalo que podíamos tener con tu padre y tu hermano mayor, del que también eres apoyo, amigo, compañero y terapeuta. Eres el terremoto que pasa dejando estelas de sonrisas y admiración por su carisma bajo la melena frondosa que enmarca tus millones de gestos.

Pero eres un segundo muy segundo. Y los días de 24 horas resultan escasos en mi agenda neurodivergente llena de revisiones, terapias, trámites, reuniones y luchas.

criando247-peques-retiro.jpg

A veces pienso que culparme por todo lo que no hago contigo no tiene sentido. Que hago lo que puedo y priorizo lo impostergable.

¿Pero cómo puedes tú, mi pequeño de pestañas enormes, entender y aceptar que mamá los está criando 24/7 con una agenda en la que casi no apareces?

Ojalá tenga la suerte de saber transmitirte que en mi corazón no eres el segundo, eres la mitad. Y que mamá es incondicional, contigo también, aunque estos años te toque ser el hermanito de la sala de espera, el de los viajes en coche a destinos ajenos, el que no juega como juegan los demás, al que todos le exigimos ser el maduro siendo el chiquito de casa.

criando247-peque-mama-playa.jpg

Supongo que no soy la única madre sintiéndose así, pero eso tampoco me consuela. Ojalá tuviese la fórmula mágica para poder atenderos a ambos con la misma dedicación. Te amo, chiquitín, no lo olvides nunca.

logo de Criando 24/7 donde se ve una cabeza de mujer con melena afro y en cada lado una cabeza más pequeña con rizos. Todos sonríen y refleja mi bimaternidad. Debajo en letra ligada indica Criando 24/7

Tus comentarios nutren mi Blog y siempre respondo. ¡Anímate a escribirme!

Y si no quieres perderte ninguna de mis publicaciones sobre Crianza Típica y Atípica > puedes suscribirte al Blog y seguirme en todas mis redes sociales -> Facebook, Twitter , Instagram , Pinterest y YouTube .

Te recuerdo que he iniciado una petición en change.org para que la RAE incluya el término #hemiparesia en el Diccionario de la lengua española.Si quieres ayudarme con tu firma en mi petición de change.org haz clic aquí!

criando_247-rae-dle-hemiparesia-change-criando247

7 comentarios en “A mi segundo hijo, el normotípico: las cosas que no hago contigo.

  1. bufff, cada vez que escucho un fisio, psicologo, medico en general que dice que a mi hija con hemi le iria fantastico tener un herman@, tengo esa sensacion de…si no llego ni con 1 que tengo que llegar con 2….tener otro hijo para que el otro le vaya mejor…lo encuentro egoista… que seguro que lo queria igual que el otro…pero no es justo para el…

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Pol! Entiendo ese sentimiento, es legítimo y no falto de razón. Pero esta es sólo na cara de la bi(p)maternidad cuando tenemos un hijo atípico. Falta contarte la otra, la maravillosa, la de verlos compañeros incondicionales, jugando, cuidándose mutuamente, apoyándose, amándose, con la oportunidad única de crecer junto a alguien que siempre te entenderá, que empatizará contigo y lo tendrás cuando con el paso del tiempo los padres ya no estemos. Creo que la búsqueda del segundo debe hacerse convencidos, desde el deseo de tener ese otro bebé, pero es indiscutible y te lo dirán muchas familias como la mía, que el hermano es el mejor terapeuta, que crece con unos valores y una tolerancia imposibles de superar. Se enriquecen mutuamente y yo estoy segura que es la mejor decisión que hemos tomado con mi pareja al seguir adelante con nuestro proyecto inicial de tener 2 peques. Me gustaría que leas el mensaje que me envío Rocio Silvero en FB, una hermana normotípica, creo que sirve para verlo desde su perspectiva. En todos los casos, tener otro peque o no es una decisión muy importante y particular, y tomes la que tomes estará bien hecho. Te abrazo. Aquí el enlace para ver el comentario-> https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=2094202157555837&id=1507689339540458

      Me gusta

  2. ¡Qué difícil es a veces tratar de encajar todo en el marco!
    Entre las actividades de los hijos, escolares y extraescolares, el trabajo de mamá y las cosas del hogar, entre los hijos, pareja y a veces hasta el cuidado de los padres, uno se hace trizas para cumplir, amar, llevar, traer, contener, soportar, apoyar…
    Un post muy bello, salido del alma.
    Tu segundo sabe que le amas.
    Te envío un abrazo fuerte.

    Me gusta

  3. Pingback: Criando 24/7 en #BuenosDiasMadresfera | CRIANDO 24/7

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.