Boing Fest: expectativas vs. realidad

Este fin de semana se celebró el primer Boing Fest en Madrid, concretamente en el Museo del Ferrocarril.

Las expectativas eran muy altas: juegos, actividades y photocall con sus personajes, concierto de Chumi Chuma, zona de picnic…¡Y todo gratis!

Cogimos las entradas con muchísima antelación y nos sentimos afortunados de tenerlas cuando unas semanas antes de la fecha ya estaban agotadas.

Llegó el gran día y lo vivimos así.

APARCAR

El Museo del Ferrocarril se encuentra en el centro de Madrid, cerca de la estación de Atocha. No es fácil aparcar por allí y a la hora que nos acercamos tampoco había parkings públicos disponibles, por lo que tardamos un buen rato en conseguir sitio. Ahí no hicimos caso a la organización que ya avisaba que era mejor ir en transporte público.

ENTRADA

La entrada se veía colapsada, pero al llegar al acceso estaba bastante bien organizado y las filas avanzaban rápidamente por lo que estuvimos dentro con nuestras pulseras en unos 5 minutos.

ACTIVIDADES

El problema llegó en ese momento: escasas actividades para el aforo que había, creando filas de más de 2 horas de espera para saltar en una cama elástica, subir a un hinchable, tomarse una foto con algún personaje, pasar por el pintacaras o ir a la zona de los Superzings (uno de nuestros objetivos del día).

Intuyo que esas colas no son aptas para casi nadie, aunque había cientos de familias pasando allí la vida, pero desde luego esperar esos tiempos para 5 minutos de actividad no tiene sentido y es incompatible con niños y niñas pequeños, más aún cuando hay alguna diversidad funcional.

Sobre el tipo de actividades, dado que no participamos en ninguna, no puedo opinar. Pero sí decir que, aparentemente, no estaban preparadas para recibir a la diversidad de peques, ya que muchas eran totalmente motoras e inaccesibles para personas con movilidad reducida, ni había pictogramas u otros elementos para favorecer la inclusión.

SERVICIOS

La zona de picnic en el exterior no estaba mal, contando que fuimos cuando no llovía, aunque otra vez escasa de espacio para la cantidad de familias presentes. Frente a las mesas con bancos había una pantalla que reproducía el concierto que estaba ocurriendo en la zona contraria del Museo. Estoy segura que la gente se hizo con las mesas y casi no rotaban porque era elegir entre estar sentado o meterse en una fila eterna para una actividad.

Nosotros decidimos tomar unas palomitas y bebidas para luego salir a comer fuera del recinto, por un precio más asequible y sentados a una mesa.

Un acierto que no quiero dejar de mencionar, es el espacio de Entre mamás que había en una de las estancias cerradas del Museo. ¡Cuánto me hubiese gustado encontrarlo en todas nuestras salidas con los niños siendo bebés! Había cojines y puffs, facilidades para lactar y alimentar a los pequeñines, y ofrecían talleres de cuentacuentos y maternidad entre otras cosas.

CONCIERTO DE CHUMI CHUMA

Desde luego, el conciertazo del grupo Chumi Chuma fue lo mejor de la jornada. Aparte de su gran carisma y cercanía con el público infantil (y no tanto), el escenario era lo suficientemente alto para verlo a distancia sin agolparse con la multitud que lo disfrutaba en primera fila.

Para nosotros es un acierto que los conciertos se realicen al aire libre, haya posibilidad de movimiento y no estemos obligados a estar cerca de los altavoces, ya que tanto mis hijos como yo somos tan fans de la música como sensibles a los ruidos fuertes.

Chumi Chuma no decepcionó como el festival sino todo lo contrario: cantó sus hits, vendió sus discos y se tomaron el tiempo de firmarlos, sacarse fotos y hablar con cada peque que quiso acercarse a ellos al acabar el concierto.

Si no los conocéis, aquí os dejo algunas de sus canciones y el disco que tienen a la venta (próximamente sale el segundo, así que ya podemos incluirlo en la lista de navidad).

Compra el disco de Chumi Chuma ¡¡Baila Sin Parar!! haciendo click aquí

¿Y EL AÑO PRÓXIMO?

La organización del Boing Fest no lo ha hecho bien, lo vivimos en primera persona y hay decenas de mensajes en sus redes sociales de otras familias contando la misma experiencia.

Pero de todo se aprende, y creo que no sólo merecen que les demos otra oportunidad, sino que el gesto de aceptación de los problemas ocurridos en su cuenta de Instagram me hace creer que son un equipo reflexivo, que asume las críticas y las transforma en constructivas. Leedlo por vosotras mismas.

Así que sí. Esperaremos a la segunda edición para comprobar si han tomado nota de las dificultades y disconformidades de este primer Boing Fest. Nos volveremos a apuntar y allí que nos presentaremos para disfrutar como no se pudo en esta ocasión.

Ojalá estén a la altura, yo tengo la intuición de que así será.

¿Vosotras habéis ido? ¿Cómo ha sido vuestra experiencia en el Boing Fest? ¿Cuánto tiempo os quedasteis por allí?

Nos leemos.

logo de Criando 24/7 donde se ve una cabeza de mujer con melena afro y en cada lado una cabeza más pequeña con rizos. Todos sonríen y refleja mi bimaternidad. Debajo en letra ligada indica Criando 24/7

Tus comentarios nutren mi Blog y siempre respondo. ¡Anímate a escribirme!

Y si no quieres perderte ninguna de mis publicaciones sobre Crianza Típica y Atípica > puedes suscribirte al Blog y seguirme en todas mis redes sociales -> Facebook, Twitter , Instagram , Pinterest y YouTube .

Te recuerdo que he iniciado una petición en change.org para que la RAE incluya el término #hemiparesia en el Diccionario de la lengua española.Si quieres ayudarme con tu firma en mi petición de change.org haz clic aquí!

criando_247-rae-dle-hemiparesia-change-criando247

Nuestro día de Deporte inclusivo: ganamos todos! 

Hace unos meses decidimos que ya era hora de empezar a probar deportes con los niños (ahora 3 y 5 años) para que pudiesen elegir, cuando se decidieran, cuál o cuales practicar de forma habitual.

El deporte es necesario para todos pero no siempre accesible a todos. Los que tenéis una familia atípica sabéis a qué me refiero.

Por otro lado, la mayoría de opciones de deporte adaptado no son inclusivos porque están dirigidas específicamente al colectivo de personas con diversidad funcional.

Como en casa hay peque típico y atípico, nos parecía imprescindible encontrar posibilidades que los hermanos pudiesen compartir.  Sigue leyendo

#Ocio Nuestra experiencia familiar en el concierto de PAPAYA en Tomavistas Festival!

 

Hace una semana fuimos al Parque Tierno Galván para experimentar por primera vez un Festival en familia. Y cuando digo familia, veréis que es bastante amplio el sentido: Mijo2012, Mijo 2014, MiTodo, La Abu y yo.

Algunos pensaréis que es raro ir de concierto de esta forma, un grupo de 2 a 67 años! Pero oigan, pues no.

Ha estado genial por varias razones que ahora os contaré:

Sigue leyendo