Mi hijo se viste de princesa: Beneficios & Fundamentos.

Hace un tiempo os contaba que mi hijo de 2 años se pinta las uñas, y las consecuencias de este acto.

Parece ser que este asunto genera mucho debate y preocupación entre padres y madres (y gente sin descendientes!), tanto así que es uno de mis Post más leídos (incluso miles de veces más que otro donde aprender a identificar signos del Ictus Infantil en bebés y niños/as y así salvarles la vida o minimizar las secuelas!)

Pues resulta que aparte de llevar la manicura (y pedicura!) mejor que su madre, mis hijos (el de 2 y el de 4, ambos varones, por si teníais alguna duda) también gustan disfrazarse de princesas, hadas y reinas.

criando247 hijo princesa2

Y qué puedo hacer?

Cómo debo reaccionar ante esta situación, cara a ellos y a los vecinos (reales y virtuales, que por lo visto para opinar no hay fronteras)??.

He pensado que si tanto preocupa una laca de uñas, debería daros una explicación al margen de mi opinión, con los beneficios y fundamentos del disfraz en la infancia.

Unos días atrás tuve la suerte de que Maternidad Atípica posteara en su página de Facebook mi publicación acerca de las uñas. Digo que tuve la suerte por dos cosas: una es la gran admiración que siento por esta bloguera/divulgadora/madre/mujer y la otra es que su gran cantidad de seguidores me dio la oportunidad de tener un feedback diferente al que había recibido hasta entonces.

Maternidad Atípica publicó mi post con este mensaje:

<<SI LA SOCIEDAD TE DISCRIMINA POR COMO TE VESTÍS, ENTONCES LO QUE HAY QUE CAMBIAR ES LA SOCIEDAD, NO LA ROPA. Termino de celebrar el post de Criando 24/7 sobre romper con los prejuicios y los juegos sexistas, e inmediatamente me encuentro con otro post de un niño que quiso mostrarles a su maestra y compañeros que lindo que era su vestido de Frozen, un pequeño niño que quiso compartir algo que a él le hacía ilusión, y como resultado recibió críticas por su vestimenta. Pero lo mas triste de todo es que empecé a leer los comentarios pensando que me iba a encontrar madres diciendo que había que educar a los chicos fuera de esos prejuicios obsoletos, y por el contrario, me encontré madres cuestionando que a un niño se le permita jugar con la ropa que se le da la gana, diciendo que a sus hijos, por mas que lloraran, les han prohibido hacer lo mismo, justificando el bulling y comparando ésto con permitirles ROBAR. ¡Que lejos que estamos de ser una sociedad de mentes abiertas, tolerante, integradora y diversa! Prohibir el juego, la alegría, acciones de nuestros hijos que no le hacen daño a nadie y a ellos los hacen felices, solo por lo que piensen los demás. Yo sigo apostando a romper el molde… ésta sociedad que quiere obligarnos a la homogeneidad hace aguas por todos lados, ese molde está repleto de pequeñas grietas, de los que no pueden ni quieren amoldarse a “normalidad” como única opción. ¡Bravo por las nuevas generaciones que a pesar de todo logren crecer con menos prejuicios!>>

Entre los comentarios de sus seguidores de pronto apareció éste:

<<Los niños no saben lo que hacen. Imitan. Es nuestro deber guiarles. Con ese criterio les dejamos comprar cerveza y cigarrillos. Esta de moda hoy feminizar a los chicos. Pero estaria bueno que antes de querer juntar Me gustas en las redes sociales sin importarles las consecuencias que traen en los niños sus decisiones “políticamente correctas”, se informaran un poco o consultaran especialistas. Porque esto no nació de la nada: es la “ideología de genero” que ya se probo es una farsa y se promociona como “mente abierta”, “libertad” y “no discriminación”. Parece que la responsabilidad de los padres hoy se limita al miedo a que lo llamen “homofóbico”, “sexista” o “machista”. No se trata de castigar , sino de orientar.>>

criando247 Uñas

Mijo2014, mi hijo de 2 años, eligiendo su laca 5Free .

Tanto Maternidad Atípica como yo le respondimos con mucho respeto, explicándole que el disfraz y juego imitativo es una etapa natural del desarrollo y tiene muchos beneficios. También le dije que su comparación entre dejarlos pintarse las uñas y dejarlos fumar/beber era absurda e insultante con respecto a mi rol de madre…

Fueron muchos mensajes de ida y vuelta en los que hablábamos en idiomas diferentes, pero sobretodo porque en ese debate no primaba el respeto.

Creo fervientemente que cada padre, madre o tutor, es responsable y tiene libertad de elegir el camino de crianza que considera mejor y más acorde a su pensamiento, siempre y cuando  no suponga un riesgo para la salud e integridad del menor.

Partiendo de esa base, yo respeto aunque no comparta, otros modelos de crianza. También respeto que otros no vean bien la forma en que he decidido criar yo, están en su derecho.

Pero (soy la señorita pero!) las críticas, en todos los ámbitos en general y en la crianza en particular, deben ser constructivas. Y si en lugar de criticar ya nos ponemos a juzgar, lo mínimo que espero es que haya detrás un fundamento o evidencia más allá de los gustos personales.

Me encantan los debates cuando enriquecen. Y me fascinan aún más cuando me hacen cambiar de opinión. Obviamente no fue el caso.

Así que para este señor, y todos los señores y señoras del universo que se crucen con mis hijos maquillados, con vestidos o disfrazados de odaliscas, aquí os explico por qué lo hacen y por qué dejo que lo hagan.

Un repaso express a los BENEFICIOS de los disfraces en el desarrollo de los niños

Os voy a enumerar rápidamente todos los beneficios que tiene, a priori, el juego imitiativo (entre los que se encuentra el disfrazarse de lo que sea) en niños y niñas:

  1. contribuye al desarrollo global del niño/ niña
  2. da rienda suelta a la fantasía, espontaneidad y creatividad
  3. es una herramienta para que expresen sus sentimientos
  4. mejora la empatía
  5. el disfraz puede ayudarnos a descubrir cómo percibe el niño o niña a los adultos que conviven con él: podremos descubrir nuestros propios fallos y mejorar nuestro comportamiento, saber cómo se siente en el entorno escolar..
  6. fomenta el aprendizaje de la negociación, reflexión y toma de decisiones.
  7. permite desarrollar juegos individuales o grupales, cambiando roles, reglas y normas.
  8. se trabaja motricidad fina y gruesa
  9. se potencia la autonomía en vestido/desvestido

    PhotoGrid_1463326008294

    Mis hijos disfrazados de chulapos madrileños el pasado San Isidro. Porque a veces también los motiva disfrazarse según la ocasión.

Fundamentos y explicaciones por parte de profesionales

I-Psicóloga Cristina Torú.

Ha dedicado una entrada en su Blog al tema de los disfraces en fechas de carnaval, donde comenta los beneficios que antes os enumeré y agrega: 

“Programar de que se va a disfrazar este año por carnaval puede ser un excelente ejercicio para su hijo, ya que aprenderá a negociar, a tomar decisiones, a reflexionar para decidir de qué disfrazará, para finalmente, el día de la celebración poder desarrollar un juego individual o en grupo con otros niños, utilizando otros roles, reglas y normas, alejadas a las que utiliza habitualmente.” y “Animar a disfrazarse a nuestro hijo y compartir con él sus intereses, sin duda será una actividad beneficiosa para ambos.”

II. Lola Teixido, apoyándose en las asesoras Gabriela Martínez-Villaseñor (educadora infantil) y  Esther Gutiérrez (codirectora de Psiconova).

Desde la Revista Ser Padres , Lola Teixido vuelve a hablarnos del fomento de la creatividad y nos aporta:

<<Por lo general, los niños expresan problemas, deseos, obsesiones, gustos… a través del juego. Por eso, si se interpreta correctamente, el disfraz puede ser una especie de libro abierto que nos desvela qué intereses tienen o qué les preocupa. Hay que relacionar esta lectura con las circunstancias particulares del pequeño.>>

Aunque también puede darse el caso del disfraz de moda, o que les recuerde a algún personaje con el que han estado en contacto últimamente a través de un cuento, una película.

Por tanto, el disfraz no siempre tendrá una lectura psicológica relacionada con sus preocupaciones o circunstancias de vida: “si el pequeño escoge personajes sin una coherencia interna en sucesivas ocasiones, su disfraz no quiere decir nada más profundo. Simplemente, ese traje en particular le llama la atención, le recuerda a una historia que le contó su profe, le atraen sus colores, le gusta la estética o, incluso, está de moda (de esto último hay mucho).”

III. Psicóloga Sara Tarrés.

La psicóloga Sara Tarrés, en su publicación para Baby Radio sobre los grandes beneficios de disfrazarse, nos enriquece un poco más si cabe en los que ya hemos detallado:

  • Estimular la inteligencia.
  • Desarrollar su vocabulario (en especial en niños preescolares)
  • Liberar tensiones.
  • Aumentar su confianza.
  • Facilitar en pensamiento simbólico representando la vida de algún personaje de ficción, animal o de los adultos que le rodean.Y así, asimilar el mundo que les rodea desde otro punto de vista.

En su  Blog Mamá Psicóloga Infantil,cuenta con varias entradas relacionadas con este tipo de juego, donde nos dice:

“aparte de proporcionar a nuestros hijos diversión y felicidad a raudales, disfrazarse ayuda a los niños a desarrollar su creatividad, liberar tensiones y a expresar sus sentimientos, de un modo sencillo, lúdico y casi inconsciente.Cuando un niño se disfraza, eligiendo ser el personaje que en ese momento le apetezca ser, está aprendiendo a expresarse libremente, a hacer cosas que siendo él mismo probablemente no haría poniendo en marcha el pensamiento simbólico. “

IV. Psicólogo y Máster en Neurociencias A. Adserá Bertran

En su resumen sobre las etapas del juego en los niños para EnciclopediaSalud.com indica que de 2 a 3 años el niño/a imita pero sin entender el significado de las conductas, de 3 a 5 años añade imaginación y comienza el juego simbólico, a partir de los 5 comienza el juego de roles con iguales y a partir de los 7 ya se establecen las reglas del juego, restando importancia a la imitación.

“El juego en la niñez se basa en dos capacidades innatas: la imitación y la fantasía. El juego conlleva la imitación que el niño hace de todo lo que le rodea. La fantasía es la transformación que el niño hace de la realidad para adaptarla al juego.”

Criando247 EllosDicenAbejas

Cuando a mi peque de 2 años le dieron la consigna de ir vestido de hippie para la fiesta de la primavera en el cole, él dijo que no una, dos y tres veces..que iba de abeja, que también era primaveral ya que viven entre las flores. Y así fue.

El juego simbólico & la diversidad funcional

Dado que mi Blog es sobre Crianza típica & atípica, también quería comentaros la gran relevancia que tiene el juego simbólico y los disfraces cuando hay alguna diversidad funcional.

En el caso del Trastorno del Espectro Autista, el juego imitativo potencia los beneficios detallados y de hecho, es un gran avance encontrar un peque con TEA iniciándose en este tipo de juego, que se utiliza también como terapia.

De ello habla el Neurobiólogo y Director del Laboratorio de Plasticidad Neuronal y Neurorreparación del Instituto de Neurociencias de Castilla y León, José Ramón Alonso, quien desde su Blog Unidiversidad y participaciones en otros como AutismoDiario, indica:

“Se ha visto que las sesiones de juego imitativo –de unos cuantos minutos- aumentan el contacto visual, la verbalización y otras medidas que señalan a una mejora de la respuesta social.>”

Y sigue: “Muchos niños con autismo no imitan a otros niños. Sin embargo, cuando los padres les imitan a ellos, se dan cuenta, incluso cuando ellos no han empezado a imitar a otros. La idea es que el juego imitativo ayuda a los niños con autismo a aprender a imitar y a partir de ahí, mejora el contacto visual y la formación de contactos sociales. La imitación se convierte en un punto de partida para el desarrollo de interacciones sociales más complejas. El intercambio social normal puede ser agobiante para un niño con autismo. La imitación hace que la interacción se vuelva fácilmente predecible y deja que el niño controle el nivel de estimulación que recibe.”

También es un recurso de juego ideal para otras diversidades funcionales y  retrasos madurativos porque sirve para fomentar el lenguaje (inclusive el pragmático),  las habilidades sociales, el desarrollo motor grueso y fino, las tareas bimanuales (los que tienen peques con Hemiparesia como yo saben a lo que me refiero!), en fin.

Hasta aquí los beneficios que aplican en general al hecho de disfrazarse, al juego de rol y simbólico.

Ahora paso a contaros específicamente sobre los “estereotipos” es el mundo del juego infantil, y en el caso de este Post, de los disfraces socialmente aceptados para uno u otro sexo

Criando247RecetaFISHZZA3

Mis peques disfrutan muchísimo jugando a los cocineros, así que cuando se ponen sus delantales y gorros de chef aprovechamos a cocinar juntos.

Cuál es nuestro rol en SU juego con los disfraces

En el artículo de Crecer Feliz que podéis leer aquí, Marga Castro(Asesora) y Elena Gállegos (Psicóloga infantil) enumeran varios de los beneficios que os comenté arriba, dando vital importancia  a que debemos respetar al peque que quiera disfrazarse o no, y en su caso, que elija el disfraz que prefiera.

No forzar al niño o niña a elegir un disfraz u otro, ni siquiera a que se disfracen si no quieren hacerlo.

En este punto, vuelvo a retomar lo comentado en mi publicación anterior y ahora con respecto a los disfraces: yo acompaño y respeto las decisiones de mis hijos. Son ellos quienes eligen libremente cuándo y de qué quieren disfrazarse (o maquillarse). Tienen a su disposición todo tipo de disfraces: de animales, reyes, insectos, payasos, etc. Pero parece ser que al mundo le preocupa más que mis hijos vayan con falda a que se disfracen de malechores…

criando247 #MiercolesMudo #1 Abejas

Mis hijos también se disfrazan de abejas. En esta foto, el de 4 era la abeja obrera y el de 2 la abeja reina.

De la psicóloga Sara Tarrés, en su publicación para Baby Radio me quedo con esta frase: “Su imaginación es el límite y debemos permitir que la exploren al máximo.”

Sara Tarrés, en su propio Blog Mamá Psicóloga Infantil, os comentaba que tiene varias entradas dedicadas al juego simbólico y los disfraces, donde recalca una y otra vez:

“debemos dejar que los niños jueguen solos, a su aire, que sean ellos quienes dirijan su propio juego aunque podamos hacer alguna sugerencia.”

En su Post Una de piratas! comenta que en casa tienen un cajón con todo tipo de elementos susceptibles de ser utilizados para disfrazarse. Es exactamente lo mismo que tenemos aquí en casa. Allí caben no sólo disfraces comprados, pelucas y accesorios, sino ropa familiar en desuso como corbatas, zapatos, camisas, vestidos, gafas, diademas…

Todo lo que nos pueda valer para hacer volar la imaginación, es bienvenido en este cajón !(el favorito de mis hijos junto al de la música!).

Criando247 MiercolesMudo MM #5

Mis hijos desplegando todos sus disfraces por el suelo. Un momento de felicidad, sin duda!

Resumiendo-> los padres, madres y tutores debemos proporcionar material y herramientas para facilitar el juego imitativo, y dejarlo a disposición para que sea el niño o niña el que elija libremente qué quiere utilizar y en qué momento.

Y entonces…si se quiere disfrazar de algo que corresponde al género opuesto, qué debo hacer?

Arrancaré este párrafo diciendo que la concepción del “género opuesto” es algo circunstancial, depende del momento histórico, el lugar, la cultura, la sociedad…Así que yo, que vivo en Madrid en el año 2016, hablo de los estereotipos socialmente arraigados con respecto a los juegos y disfraces de los niños: princesas, bailarinas, hadas es para niñas; piratas, astronautas, ninjas es para niños…Aunque yo no opine así, claro.

Sigo.

Pues yo diría que esa pregunta ya ha tenido su respuesta en los comentarios de los psicólogos que os he puesto antes. Pero como parece ser un tema que genera mucha controversia, vamos a ver algunos casos.

En la publicación de la web de Mundo Primaria, enfocan el tema de roles según el género de una forma muy clara:

“Las respuestas positivas de otros niños a estos disfraces son la prueba clara de que los equivocados y confundidos son los adultos, al intentar otorgar roles a niños y niñas en función de su género, e intentar separar su mundo en rosa y azul.

Mientras, ellos se divierten siendo, simplemente, niños y niñas jugando juntos con juguetes, sean muñecas, cocinitas, balones o coches, y a ser sus personajes favoritos el día de Halloween. Afortunadamente para ellos, seguirán haciéndolo totalmente ajenos al juicio de una sociedad que intenta decir lo que un niño o niña debe ser y hacer, por ser de un sexo y no de otro.”

María Esther Revelo, psicóloga y especialista en terapia familiar sistémica, se dedicó a orientar a unos padres que encontraban a su hijo vestido de princesa a diario, según pude leer en este artículo del periódico La Nación. Esa pareja automáticamente se enfrentaba al niño y rechazaba su juego.  Ella explica entonces:

“Es un tema más social, más cultural. Son pautas de vida que se tejen en cada familia. Está bien que se vista de Batman o de Superman, eso está aprobado, pero que se quiera vestir de Blanca Nieves, no estaba bien. Ahí empieza la burla. La mamá de entrada descalifica y dice que esa no es ropa para un niño sino para una niña y que se tiene que vestir como un niño”, indica la psicóloga.

Es un trabajo importante que tenemos que hacer como papás y como adultos: liberarnos de prejuicios. Pero ante todo tenemos que sobreponer el amor y la capacidad contención en las situaciones que se presentan en las vidas de nuestros hijos”.

“Es muy importante para un papá entender cuál es su temor exactamente. ¿Homofobia? ¿Una dificultad sexual personal que no ha brotado? Mirar hacia adentro ayuda mucho. Entenderse a sí mismo libera: ¿dónde están nuestros temores?, quizás encontremos cosas muy interesantes que no hemos resuelto de nuestra propia historia”.

Puede el juego imitativo modificar el género/identidad/orientación sexual de mi hijo?

La respuesta es NO. Un niño no se “transformará” en algo que no es por disfrazarse de princesa.

Sin embargo, dejarlo que lo haga con naturalidad ayudará a expresarse a quienes sí tengan una diversidad sexual/ de género/de identidad, evitando que se”encierre en un armario” creyendo que es algo malo.  Por tanto, será saludable para él o ella haber vivido desde la aprobación el camino hacia el autoconocimiento.

Os invito a leer este Post de ATC libertad que resumo en esta gran frase: “La identidad sexual no se aprende, sino que se nace con ella. Se descubre en la infancia y no se construye”.

Algunos datos sobre la homosexualidad, ese gran tabú detrás de los prejuicios sobre los estereotipos en el juego infantil.

Detrás de los prejuicios sobre los estereotipos va arraigado el temor a lo que ocurrirá si permitimos una educación libre de los mismos: estaremos llevando a nuestros hijos hacia la homosexualidad? (nota: eso va acompañado de la creencia de que ser homosexual es algo malo, pensamiento que obviamente NO comparto).

La homosexualidad NO es una enfermedad, por tanto no se puede contagiar ni adquirir a lo largo de la vida. 

En 1973 el colectivo por los derechos de las personas homosexuales de Estados Unidos consiguió que la Asociación Norteamericana de Psiquiatría retirase la homosexualidad como trastorno de la sección Desviaciones sexuales de la segunda edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-II).

En 1990 la Organización Mundial de la Salud (OMS) la excluyó de la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y otros Problemas de Salud.

A pesar de que a día de hoy no se tiene total certeza del origen de la homosexualidad, se han detectado factores genéticos relacionados con la misma. Podéis leer la nota de Muy Interesante sobre la investigación desarrollada en la Universidad de Chicago  << un hallazgo sin precedentes que pone en entredicho la influencia de las vivencias de la infancia ante la posible existencia de un componente genético, al tiempo que acalla las voces más detractoras de la libertad sexual.>>

Como último inciso me gustaría aclarar que la homosexualidad masculina no implica el querer ser mujer o parecerlo: son hombres con un interés romántico y/o sexual por otros hombres. Por tanto no visten como mujeres, no quieren ser princesas, no les interesa usar maquillaje. Sería interesante también aprender sobre todas las variantes del universo LGTB para desterrar estos clichés que sólo fomentan el prejuicio, la intolerancia y la discriminación. Hay un buen resumen en el Blog Apoyo LGTB.

Creer que toda la comunidad gay usa plataformas y extensiones es como creer que todas las personas con Parálisis Cerebral necesitan silla de ruedas y no tienen movilidad en ninguna extremidad. Lo dicho. Informarse, respetar, empatizar y luego opinar.

Y qué problema hay si quiero educar con los estereotipos culturalmente arraigados?

No creo que vestir a las niñas de rosa y que se sientan princesas, y a los varones de azul y que jueguen a  piratas sea un problema. Para nada.

El problema es crear, mantener y/o seguir arraigando en las nuevas generaciones estos estereotipos desde la concepción de que eso es lo bueno y lo contrario lo malo, desde la falta de respeto a la diversidad, desde el temor, desde la burla, desde los roles estancos.

Porque eso sí es un problema, a corto, a medio y a largo plazo.

Porque educar con las premisas de que las mujeres deben ser guapas, ocuparse de las labores del hogar y la crianza de forma exclusiva, ser sumisas y frágiles, débiles, menos listas o con carreras profesionales específicas…es igual de malo que educar a niños creyendo que llorar o demostrar sensibilidad es vergonzoso, que pegar es de fuertes, que las flores son de nenas, que estar con muchas mujeres es de machos, que algunos trabajos están reservados sólo para ellos.

Criando247MiercolesMudo3

Mi hijo mayor ama las flores silvestres, y va por la vida disfrutando de sus aromas. Ya nos han dicho que es “muy sensible”…Acaso la sensibilidad sólo es potestad de la mujer?

Porque educarles en la certeza de que algo es de hombres y algo de mujeres nos lleva a nuestro ahora: al machismo, a la violencia de género, a la imposible conciliación familiar (y sobre todo de la mujer una vez que ha tenido hijos), al bullying, a la maternidad solitaria, a la discriminación.

Ojo! Claro que hay cosas exclusivas de hombres o de mujeres: por ejemplo el embarazo y la lactancia es de la mujer. Pero salvo que los órganos sexuales/los genitales intervengan en algo, todo lo demás , para mí, es apto para todas y todos.

Este tema da para mucho más pero esta semana voy a dejarlo aquí, no sin antes redondear mi visión sobre que mis hijos varones se quieran disfrazar de princesas (y pintarse las uñas!):

*A mis hijos los crío yo! Me considero una persona respetuosa, educada, informada y tolerante.

Cualquier comentario que reciban ellos (o yo) sobre mi forma particular de criarlos será:

  1. Bienvenido y agradecido. Siempre que se realice desde el respeto, la educación, la información y la tolerancia.
  2. Bienvenido, agradecido y debatido (desde el interés de enriquecernos mutuamente con el diálogo). Si cumple con el punto 1 y tiene una visión diferente a la mía.
  3. Descartado. Si no cumple con el punto 1.soyquiendecide

*Y si me equivoco? Si la ciencia, la pedagogía, la psicología y mi intuición estuviesen equivocadas, y en unos años sale a la luz que efectivamente mis hijos son homosexuales porque yo los he dejado jugar con muñecas, vestirse de hadas y maquillarse …mi prioridad seguirá siendo la misma que ahora: que sean felices y buena gente. Sean como sean, sean quienes sean, amen a quienes amen, piensen como piensen, sientan como sientan. Sólo espero que cumplan con ese requisito y claro, que se respeten y respeten a los demás, que de eso se trata.

criando247 respeto a la diversidad

Y en vuestras familias, qué disfraces son los preferidos? Ponéis límites o reconducís las elecciones de vuestros peques? Qué criterio utilizáis para comprar o facilitar disfraces a vuestros peques?

Nos leemos!

Si este Post os ha resultado interesante os invito a compartirlo. Y si  queréis seguir leyendo sobre Crianza Típica y Atípica, Respeto a la Diversidad, Educación libre de estereotipos, Lactancia, Educación, Alimentación familiar,Ictus Infantil, Prematuridad, Divulgación, Diversidad Funcional, Parálisis Cerebral Infantil,Hemiparesia,TEA,Epilepsia, Síndrome de Down, Inclusión, Accesibilidad, Seguridad en el coche #acontramarcha , Ocio Inclusivo y muchos más, podéis suscribiros al BlogFacebook, Twitter y mi canal de YouTube .

7 comentarios en “Mi hijo se viste de princesa: Beneficios & Fundamentos.

  1. Pingback: Niños, juego y cambio en su identidad sexual. Reflexión. | CRIANDO 24/7

  2. Pingback: Mi hijo se pinta las uñas: Consecuencias. | CRIANDO 24/7

  3. Pingback: 7 consejos + 1 truco para acabar con el Miedo Infantil al Doctor | CRIANDO 24/7

  4. Pingback: #Jugamos Que sea carnaval todo el año! | CRIANDO 24/7

  5. Pingback: Por qué pido tu voto al mejor Blog de Crianza de los Premios Bitácoras 2016? | CRIANDO 24/7

  6. Pingback: Triple nominación en los Premios Madresfera 2016 & mis recomendaciones | CRIANDO 24/7

  7. Pingback: #DIY Disfraz Express Feria de Abril para niño | CRIANDO 24/7

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s