¡Niño, no sabes dibujar!

A mis hijos no les gusta dibujar, pintar ni escribir a mano.

Al de 7 años porque le cuesta mucho esfuerzo debido a ser falso zurdo por su hemiparesia y llevar varios cursos oyendo comentarios de algunos compañeros del tipo “sólo sabes hacer rayajos”.

Al de 5 años porque tuvo una maestra de infantil que le decía que lo hacía fatal (por suerte reclamar fue reemplazada por otro profe) y le dejó una huella sobre el tema, que meses después sigue rechazando todo lo relacionado con pintar, escribir, etc. En cada folio que pintaba en la clase de 4 años, la ¿docente? le plantaba una enorme carita enfadada por salirse del dibujo.

En casa tenemos montado un rincón de arte con todo tipo de materiales a su disposición: folios de colores, papel continuo, blocs con dibujos, ceras, lápices, rotus, pintura de dedos, acuarelas y muchos etc.

También cuentan con pizarra, rotuladores para pintar en ventanas y espejos, tizas para el suelo de la terraza y un Ipad donde dibujar con sus dedos.

Pero no.

No quieren y se frustran cuando lo hacen.

Se les ha quedado tatuada la maldita frase de “¡Niño, no sabes dibujar!”.

Por eso busco continuamente opciones que los motiven, no para que se hagan expertos dibujantes, sino para que aprendan a disfrutar de esta actividad sin juicios y mejoren su motricidad fina, que también lo necesitan.

Mis hijos de 5 y 7 años pintando un dibujo que les hice de los Teen Titans Go

Ahora que están enganchados con los Teen Titans Go he buscado ideas para incentivarlos con ellos: primero les hice un dibujo con 3 personajes de la serie y consiguieron estar un rato sentados pintando, relajados… hasta que llegaron sus preguntas habituales:

-Mamá ¿a que pinto mal? ¿por qué hay que pintar? ¡yo no sé hacerlo!.

Y volvemos a las conversaciones sobre que el arte es arte, que nadie puede decirles si lo hacen bien o mal, y que en cualquier caso, cada uno debe hacer lo que le haga feliz de la forma en que le sea posible sin esperar el reconocimiento o aprobación de los demás.

He conseguido un libro del Teen Titans para colorear y ahora lo cogen casi a diario, aunque sigan buscando mi aprobación sobre el resultado.

Y lo que sí está resultando aparte de mis mensajes motivadores, es que van viendo sus progresos y disfrutan de pintar y dibujar cada vez más a menudo.

Unos blocs rascables que compré en Amazon también están siendo un éxito.

mi hijo de 5 años utilizando un bloc rascable para dibujar un conejo
Mi hijo de 5 años copiando un conejo que me pidió que dibuje en un lado del bloc rascable.

También leemos cuentos para trabajar la autoestima y el juicio de valor ajeno, como el maravilloso “Orejas de Mariposa” que incluí en mi post de cuentos sobre el respeto a la diversidad.

Pero es agotador que cosas tan simples también supongan una lucha social. ¿Por qué tan poca gente entiende el poder de las palabras?

Quizás también te interese leer mi post sobre las marcas crónicas que dejamos a los demás con nuestros comentarios. ” Lo efímero y lo perpetuo”.

Foto de varios peluches distintos con la frase "Igualdad significa que todos pueden ser diferentes sin temor" Odo Marquard, filósofo alemán

¿Os pasa algo así?

¿Los comentarios ajenos han minado la autoestima de vuestros hijos en algún área y ahora la rechazan de cuajo?

¿Cómo lo gestionáis?

¡Nos leemos!

logo de Criando 24/7 donde se ve una cabeza de mujer con melena afro y en cada lado una cabeza más pequeña con rizos. Todos sonríen y refleja mi bimaternidad. Debajo en letra ligada indica Criando 24/7

Tus comentarios nutren mi Blog y siempre respondo. ¡Anímate a escribirme!

Y si no quieres perderte ninguna de mis publicaciones sobre Crianza Típica y Atípica > puedes suscribirte al Blog y seguirme en todas mis redes sociales -> Facebook, Twitter , Instagram , Pinterest y YouTube .

Te recuerdo que he iniciado una petición en change.org para que la RAE incluya el término #hemiparesia en el Diccionario de la lengua española.Si quieres ayudarme con tu firma en mi petición de change.org haz clic aquí!

criando_247-rae-dle-hemiparesia-change-criando247

#Ellosdicen Aprendizaje en el patio

Ayer por la tarde tuve las primeras novedades del aprendizaje de patio de mi niño de 5 años.

Aquí lo resumía en un tuit.

Cuánto recuerdo eso de que para criar hace falta una tribu…el problema es cuando la tribu no está nada alineada con la forma de crianza, educación y valores que intentas transmitir a tus peques. ¿No creéis?

Sin intentar ser extremista, entiendo que sea un poco gracioso oír a un peque decir palabrotas, pero me pregunto  cuándo acaba la broma y empieza la normalización de ese lenguaje ofensivo como manera habitual de comunicación…

En breve me los imagino haciendo twerking y ya me está dando algo.

¿Vuestros pequeñines también llegan del cole soltando estas frases maravillosas?

Nos leemos.

logo de Criando 24/7 donde se ve una cabeza de mujer con melena afro y en cada lado una cabeza más pequeña con rizos. Todos sonríen y refleja mi bimaternidad. Debajo en letra ligada indica Criando 24/7

Tus comentarios nutren mi Blog y siempre respondo. ¡Anímate a escribirme!

Y si no quieres perderte ninguna de mis publicaciones sobre Crianza Típica y Atípica > puedes suscribirte al Blog y seguirme en todas mis redes sociales -> Facebook, Twitter , Instagram , Pinterest y YouTube .

Te recuerdo que he iniciado una petición en change.org para que la RAE incluya el término #hemiparesia en el Diccionario de la lengua española.Si quieres ayudarme con tu firma en mi petición de change.org haz clic aquí!

criando_247-rae-dle-hemiparesia-change-criando247

Mi hijo se pinta las uñas: Consecuencias.

Mi hijo de 2 años se quiere pintar las uñas. Él  aún no puede hacerlo solo, claro. Así que se las pinto yo, una y otra vez. Hoy de naranja, mañana de azul, pasado de rojo. Hay días que no quiere, y no las lleva pintadas.

Todo comenzó cuando en las vacaciones pasadas, sus primas jugaban al Salón de Belleza, se maquillaban, pintaban y peinaban. Claro, él y su hermano mayor, de 4 años, quisieron jugar y también se pintaron.

Desde entonces, suele pedirme hacerlo en casa. El mayor al principio también, ahora ya no. Alguien le dijo en su cole que pintarse las uñas es de niña. A veces, él le dice esa frase a su hermano menor, que hace caso omiso al comentario y reclama su laca con brillos.

Cuando salimos a la calle, vamos al colegio o al parque, siempre hay alguna persona (en general mujeres, madres como yo) que le dicen a mi pequeño: -pero mira qué uñas! (mientras me miran con cara de “eso no está bien pero con mi mirada ya te estás enterando”). En unas pocas oportunidades recibe un halago por sus manos preciosas que le otorgan un look rockero super cool cuando las lleva negras o azules y se pasea con su mini guitarra eléctrica.

He pensado que, como en el resto de áreas de la educación que brindo a mis hijos, era importante saber si pintarse las uñas siendo varón tenía alguna consecuencia. He buscado información al respecto en la Wiki mas importante sobre este tema: mi intuición, lógica y el respeto con el que quiero criarlos.

Y sabéis qué?

Sigue leyendo