(Des)Humanización médica. Nuestras peores experiencias en consulta.

En otras ocasiones os hablé de la frustración que me genera la apatía en general, y especialmente en los sectores de educación y sanidad.

Hoy os quiero compartir algunas de nuestras peores experiencias en consulta.

No por quejarme, sino por visibilizar.

Y para seguir reclamando que estas situaciones deberían erradicarse, que no se puede atender a la salud olvidándose del ser…y mucho menos estando desactualizado en temas tan trascendentales como la Lactancia Materna o los hitos del desarrollo mientras se ejerce con un título médico colgado en la pared.

photogrid_1465223726033.jpg

Entre nuestras peores experiencias puedo contar:

Falta de empatía y respeto.

Una pediatra que ante el llanto de mi hijo cuando quería mirarle los oídos, lo increpó diciendo que la hacía perder el tiempo y tenía más niños que revisar. Duramos medio segundo más en su consulta. Mi peque tenía por entonces 2 años.

Por cierto, la sala de espera estaba vacía.

También te puede interesar

criando247 miedo infantil medico

Desactualización sobre Lactancia Materna.

Una neonatóloga que, aunque cercana, cuando mi peque me pidió teta frente a ella se sorprendió y me dijo que con el percentil que tenía (104 a sus 9 meses, siendo prematuro) mi leche era como “agüita sucia” y no le proporcionaba el alimento que requería mantener ese tamaño de niño (como si el peque hubiese llegado al 104 por tragar aire!).

Me invitó a que le negase el pecho y le diera a cambio un biberón colmado de cereales y así de paso me dejaba dormir.

No es que mi hijo lo pasara mal en esa visita, pero si yo le hacía caso lo pasaría fatal. Tema aparte su desconocimiento absoluto sobre Lactancia Materna.

Nos fuimos sin retorno.

También te puede interesar: Sanidad & Empatía: crean decálogo para la Humanización en el trato al paciente en Madrid.

Diagnóstico errado, prácticas absurdas y apatía en oferta.

La peor de las peores, y que aún me arrepiento por no haber puesto una reclamación en el hospital, fue la primera neuropediatra que visité con mi peque al cumplir el año. Después de hacerle una serie de pruebas realmente bruscas con llanto incesante, concluyó que mi hijo tenía retraso en el desarrollo porque yo lo llevaba en mochila y le daba la teta (llegué porteándolo y dándole el pecho a la consulta), privándolo en estos actos de estar en el suelo. Aparte de que su título no le valió para detectar su hemiparesia infantil /  parálisis cerebral por ictus perinatal (mientras que nuestro segundo y actual neuropediatra diagnosticó en menos de cinco minutos jugando con mi niño), fue absolutamente apática con el niño y conmigo, aparte de cargarme con una culpa/ responsabilidad que distaba mucho de la realidad.

Menos mal que el instinto materno es muy fuerte, yo lo escuché y seguí buscando respuestas por otros lados hasta llegar al diagnóstico 3 meses después.

También te puede interesar: Somos un todo. Por un abordaje médico interdisciplinar real. Reflexión.

Quisiera aclarar que no estoy generalizando. Tengo médicos y doctoras excelentes. Pero estas situaciones no deberían existir, y curiosamente oigo historias similares a diario. Por qué lo permitimos?

Os parecen raras estas anécdotas?

Me contáis vuestras peores experiencias con médicos, enfermeros, matronas?

Qué opináis sobre la necesidad de humanizar la sanidad?

Aprovecho para recordaros que he iniciado una petición en change para que la RAE incluya el término hemiparesia en el DLE. Aquí os explicaba por qué.

*Si quieres ayudarme con tu firma en mi petición de change.org haz clic aquí!

criando_247-rae-dle-hemiparesia-change-criando247

Que tengáis una semana genial, nos leemos!

Imagen

Tus comentarios nutren mi Blog y siempre respondo. Anímate a escribirme!

Y si no quieres perderte ninguna de mis publicaciones sobre Crianza Típica y Atípica > puedes suscribirte al BlogFacebookTwitter y mi canal de YouTube .

10 comentarios en “(Des)Humanización médica. Nuestras peores experiencias en consulta.

  1. Jajajaja pues no sabía que el agua sucia hiciera crecer tanto a los niños!!
    Ya en serio, lo que me da pena de todo esto es que puede que estos comentarios surgidos desde la desinformación no hayan repercutido en tu maternidad o en la mía, pero hay madres en las que si generan inseguridad y se sienten obligadas a tomar decisiones muy alejadas de lo que realmente les gustaría hacer.
    Por si os apetece leer historias muy parecidas a esta 😉

    https://atravesdetusojos.wordpress.com/2016/11/30/el-poder-de-la-bata/

    Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

  2. Qué triste me parece que hayan profesionales en contacto con niños con tan poca empatía. Por suerte nuestro instinto de madre es más fuerte y sabemos proteger a nuestros peques. Pero estoy contigo en que este tipo de situaciones no deberían existir nunca, en ninguna parte del mundo! Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  3. Yo te diría Gery que, desgraciadamente, conozco muchas y muchas de estas….pero también, cómo parte implicada, muchas más de cosas bien hechas, sanitarios que se implican, que no siempre aciertan, porque la medicina es la ciencia de la incertidumbre, pero que se preocupan por sus pacientes, que se preguntan cada día «¿Podía haber hecho más?», y que pierden horas de sueño dando vueltas a los problemas de personas, con nombres y apellidos, a los que buscan solución, sumidos en la duda e incluso la culpabilidad por no haber «sabido ver o proveer» lo que a veces es imprevisible. La queja es necesaria, y a menudo justa, pero que pocas veces leemos un reconocimiento a una labor difícil, llena de carga emocional…para todos, y que casi siempre excede el «deber» profesional.

    Le gusta a 1 persona

    • Tienes razón, Ana. Es más habitual hacer catarsis que tomarse el tiempo de elogiar.
      Yo estoy enormemente agradecida por los maravillosos médicos con los que cuento…pero no ha sido fácil llegar a ellos.
      En Sanidad, como pasa en todos los sectores, hay muchísima gente poniendo cuerpo y alma a su trabajo, trascendiendo su labor por dar lo mejor al otro. Y lo aplaudo!

      Pero.
      Y siento mi pero, porque obviamente no es tu caso, me parece inadmisible en educación y en sanidad la falta de empatía.
      El error es humano, claro que sí.
      La desactualización la veo negligente…
      Pero no mirar a los ojos, no medir las palabras cuando se da un diagnóstico, menospreciar al interlocutor por no tener carrera en medicina, ridiculizar a una parturienta…entre otras muchas cosas que he vivido en primera persona…creo que es producto de un error al elegir la profesión.

      No se debería tratar con gente en momentos vulnerables si no se es empático. Y el precio lo pagamos los pacientes.

      Te debo ( y les debo a mis médicos) un Post con nuestras mejores experiencias.

      Ya ves, al final es de lo mismo que me quejo en nuestros cafés sobre educación. Mañana invito yo. 😘

      Me gusta

  4. Por suerte por cada “profesional” de esta calaña q encontramos (q nosotros también tuvimos una enfermera desde q Pichí era recién nacida hasta el año q daba pavor) hay 10 que están informados, q son empáticos y q aman su trabajo. La pena es q en la lotería al final alguno te toca, nos hacen dudar de nosotras mismas y no te digo nada cuando son problemas graves como el diagnóstico de una hemiparesia. Estoy contigo, hagámoslo visible para q los médicos sean conscientes de q no vamos a sus consultas a ser juzgadas sino a q nos ayuden!! Un besote!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s