0
Mi crianza típica & atípica Prematuridad

9 años de crianza atípica. Mi parto prematuro.

selfie recostada en una cama de hospital, con bata verde desde la que asoma mi tripa de 33 semanas, mientras sonrío

Hace 9 años, un 1 de febrero a las 20 hs le enviaba esta foto al que hoy es mi marido.

Llevaba 7 días ingresada por fisura de bolsa, en reposo absoluto y esperando ilusionada llegar a la semana 35 para que mi primer hijo tuviera menos riesgos por su inminente prematuridad.

Unas horas más tarde había dilatado completamente, recién cumplida la semana 33 de gestación, sin contracciones que me ayudasen a pujar, sintiéndome desamparada ante un escenario incierto, rodeada de sanitarios desconocidos y con mi plan de parto en un cajón junto a mi empoderamiento.

Recuerdo a dos neonatólogas con un respirador y una incubadora, dos ginecólogas, una matrona y el anestesista en una sala llena de tensión. Al padre de mi cachorro cogiéndome la mano. Me recuerdo gritando como en las pelis, porque no tenía ni idea de lo que debía hacer.

Mi música ideal, la pelota de pilates y la postura que había estudiado para facilitar el expulsivo no formaron parte de esa madrugada del 2 de febrero.

Todo lo que había leído sobre la maniobra de Kristeller era un borrón mientras la matrona me la hacía sin preguntar.

No hubo piel con piel, pero sobraron los puntos sin anestesia.

Mi primer parto me llenó de miedos, me hizo sentir pequeña, me dejó tan marcada como la cicatriz de la epi.

Imagina cómo fue el stress de ese momento, que hasta la tarde siguiente no supe que había sido instrumentado. No me enteré que para poder facilitar la salida de mi niño, encajado en el canal, habían usado palas.

Estoy segura que todos los profesionales que estuvieron allí hacían lo que creían era mejor, sin que eso sea excluyente de que el trato, el acompañamiento empático y la evidencia científica de algunas de las prácticas fuese claramente mejorable. Ojalá ninguna mujer tenga que sentirse infantilizada, sin voz y ajena en su propio parto nunca más.

Así y todo, la sonrisa ingenua en esta foto es la misma con la que abracé a mi pequeño cuando lo visité en la UCIN varias horas después. Y es la misma sonrisa con la que vivo desde su llegada a mi vida. A pesar de los obstáculos, de los diagnósticos tardíos, de la montaña rusa emocional de mi crianza atípica.

Muchas veces me pregunté cómo hubiese sido nuestra vida si hubiera llegado a término.

Pero hoy, 9 años después de su nacimiento, sé que lo más importante es que estamos juntos, que vamos a celebrar con tarta, globos y música de Michael Jackson, porque mi niño no sería quien es sin todo lo vivido, ni yo sería quién soy sin haber transitado esta maternidad atípica.

Con las emociones a flor de piel, comparto contigo lo que he vivido, porque quizás hayas pasado algo parecido…o quizás mis vivencias te sirvan para entender que las maternidades (y sus comienzos) son tan diversos como familias existen.

¡Nos leemos!

Logo Criando 24/7

Tus comentarios nutren mi Blog y siempre respondo. ¡Anímate a escribirme!

Tienda Amazon Criando 24/7
Haz clic y descubre mi Tienda Solidaria en Amazon
AliExpress WW

Fotos e imágenes propias, cedidas y Freepik. En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables, con las que financio mi Proyecto solidario. Puedes saber más haciendo clic aquí.

Sin comentarios

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos
Responsable: Geraldine Litmanovich Mazal + info
Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info
Legitimación:: Consentimiento del interesado. + info
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info
Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web criando247.com+ info

A %d blogueros les gusta esto: