0
Reflexionando247

No desviemos la mirada. No juzguemos a otras familias. La vuelta al cole segura es una necesidad que debe proteger y garantizar la administración.

mochila colgada en el respaldo de una silla en una clase de escuela

Escolarización presencial para conciliar

Conciliar es una palabra muy de moda, y no justamente porque se estén tomando medidas para favorecerla, sino por la enorme desigualdad que ya existía antes de la pandemia y que se ha agravado hasta los límites del abismo. La vuelta al cole segura es una necesidad de todos, y generando una guerra entre familias no la vamos a conseguir. 

Vaya por delante que siempre prima la vida, pero no podemos obviar la importancia que supone la escolarización presencial en las familias para poder subsistir y/o atender las necesidades particulares de sus peques.

¿Presencial o telemática? El miedo latente y la falta de empatía.

Las familias estamos atemorizadas por muchos factores, entre ellos la inminente vuelta al cole con el coronavirus como invitado con unas medidas insuficientes tomadas por las administraciones, que deberían velar por la seguridad del alumnado y el personal docente/no docente de los centros.

El absentismo llenó los titulares de la prensa estas semanas, polarizando las decisiones de padres y madres entre llevar o no llevar a sus hijos e hijas a clases. El miedo nunca es buen consejero, pero mucho menos cuando hay tantas variables en juego, nadie es dueño de la razón y la empatía brilla por su ausencia.

Si los llevamos, mal. 

Si no los llevamos, mal. 

Si los llevamos, somos unas malasmadres. 

Si no los llevamos, los servicios sociales nos quitarán la tutela. 

Y así.

¿Absentismo o no absentismo?

material escolar multicolor sobre mesa de madera blanca, con el texto Vuelta al cole, coronavirus y absentismo. Un post de la abogada Clara Fernández López

Para mitigar uno de esos tantos temores, pedí hace unos días a la abogada Clara Fernández López que escribiera una colaboración en mi blog para darnos algo de luz sobre la posibilidad de que, aquellas familias que decidieran no llevar a clases presenciales a sus hijos, pudieran saber qué implica el protocolo de absentismo y si la amenaza sobre ellas era real. 

Si aún no lo has hecho, te invito a leerlo haciendo clic aquí.

El post no juzga sobre si es bueno llevarlos o no, no marca una tendencia hacia una de las opciones. Simplemente busca aclarar un concepto y sus consecuencias (o no) legales. 

Pero eso es sólo una de las múltiples caras de este dado, que no moneda. 

“Llevarlos al cole es como dejarlos en el matadero. Son familias que se los quieren quitar de encima.”

Esas son algunas de las frases que he leído estos días en diferentes grupos de Facebook orientados a buscar una alternativa a distancia para no llevar a sus peques de manera presencial.

Hay familias que necesitan imperiosamente llevar a sus peques al cole, y no veo ningún sentido a la lucha entre éstas y aquéllas, cuando todos tenemos el mismo objetivo: que la vuelta sea segura. Nadie (o si existe, será una pequeña minoría) quiere mandar a sus hijos al matadero, ni aparcarlos para irse a la pelu. 

Es cierto que en estos meses hemos visto una parte de la población, muy escasa por suerte, que se mantiene incrédula ante la pandemia, apoya teorías conspiranoides o simplemente es incívica, como seguramente lo era antes de la llegada del covid19. 

Pero quitando a esos “seres de luz”, como sociedad hemos hecho las cosas bastante bien, nos hemos recluido, adaptado, mostrado solidaridad y agradecimiento. No quiero quedarme con las excepciones a la regla, estamos en un momento histórico en el la minoría no va a formar parte de ninguna página que se dedique a este 2020.

Pensemos en la mayoría y empaticemos con ella, así como en sus múltiples realidades.

Todas las familias necesitamos una solución adaptada a nuestra vida para poder dar continuidad al aprendizaje académico de nuestros hijos e hijas. Y esas alternativas las debe proveer la administración, para lo que creo debemos movilizarnos juntas sin entrar a juzgar las decisiones o posturas ajenas, que vaya por delante, desconocemos o no se han sentado a pensar las personas que escriben esos comentarios en redes sociales.

Las clases presenciales son imprescindibles para todos, asistan nuestros hijos o no.

madre con 2 niños pequeños sentados en el suelo del salon. la madre tiene cara de agotada y sostiene en alto un cartel que dice HELP

Hay familias que no pueden permitirse hacer homeschooling, tele-cole, educación a distancia o como quieras llamarlo, porque básicamente no están en casa para acompañar a sus pequeños durante el horario escolar. Muchas de ellas son esas familias que permiten que el resto sí podamos teletrabajar o guardarnos, porque llevan adelante las labores imprescindibles presenciales, incluso durante el estado de alarma. 

Sin embargo, las redes sociales no dejan de echar humo en una guerra entre bandos que no conduce más que a la separación de una reivindicación que se debería plantear conjunta.

El hater que aplaude pero no aporta.

Hemos pasado meses aplaudiendo a las 20. ¿Recuerdas? Soltar improperios y cargar de culpas contra los que sí llevaron a sus niños hoy al cole, es insultar al médico de guardia que nos ha atendido estos meses, al repartidor que nos trajo la compra cuando no salíamos, a todas las empresas de logística que suministraban alimentos, lejías, papel higiénico y hasta la codiciada levadura a nuestros supermercados. Es reírnos en la cara de los reponedores y cajeras, de las farmacéuticas y los conductores de ambulancias, de los servicios de limpieza y mantenimiento, entre muchos otros sectores y puestos de trabajo. 

Muchísimos de ellos y ellas tienen peques en edad escolar y para cuidarnos a nosotros, deben llevarlos a clases presenciales. Ahora sumemos a todo el personal docente y no docente, que hoy se presentó en los centros, algunos con sus patologías previas propias o de sus familiares cercanos, con hijos que deben ir a clase para permitir que ellos ofrezcan clases presenciales a los de las demás familias. Y con la carga imposible a sus espaldas de cuidar de 20 (o más) alumnos mientras siguen el currículo, custodian el gel de alcohol, verifican los lavados de manos y que nadie se acerque, comparta o toque algo ajeno.

Las familias en situación de vulnerabilidad.

niños con mascarilla en el colegio poniendose gel de alcohol en las manos

Por otro lado están las familias vulnerables, donde faltar al trabajo es no comer ese día e incluso poner riesgo la posibilidad de reincorporarse. 

Las familias que, incluso cursando patologías previas, no puede quedarse con los peques en casa ni tiene posibilidad de dejarlos al cuidado de familiares o personal contratado a tal fin.

Aquellas donde hay situaciones de maltrato, desamparo o una situación tan precaria que transforma el colegio en el único refugio para los peques, incluso la única opción de tener una comida balanceada diaria en el comedor escolar.

Y las familias atípicas, que sabemos mejor que nadie que lo primero es la vida de nuestros hijos, pero que son ellos justamente los que necesitan protocolos especiales, profesoras de apoyo y un programa adaptado de aprendizaje que no se contempla (y en muchos casos no es viable) de manera online. 

Necesitamos una vuelta segura. Alternativas para cada situación. Medidas de conciliación reales. Plan B, plan C y plan D, pero en paralelo.

Creo que luchando entre familias no lo vamos a conseguir. Dedicando nuestro tiempo a discutir en redes sociales no van a mejorar las condiciones sanitarias de los centros educativos. 

Las medidas de seguridad las debe reglamentar la administración, acompañándolas de los recursos necesarios para materializarlas y es a ella a quién debemos exigir esta vuelta al cole en las condiciones óptimas dentro del escenario excepcional en que se retoman las clases. 

¿No crees? ¿Me cuentas en qué situación se encuentra tu familia? 

Seguro que si las miles de personas que leen mi blog semanalmente contamos por aquí nuestra realidad, podremos entendernos y empatizar mejor con las demás.

¡Nos leemos!

Logo Criando 24/7

Tus comentarios nutren mi Blog y siempre respondo. ¡Anímate a escribirme!

Fotos e imágenes propias, cedidas y Freepik. En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables, con las que financio mi Proyecto solidario. Puedes saber más haciendo clic aquí.

Sin comentarios

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos
Responsable: Geraldine Litmanovich Mazal + info
Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info
Legitimación:: Consentimiento del interesado. + info
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info
Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web criando247.com+ info

¡No te pierdas nada!

💌 Suscríbete ahora y recibe mi newsletter semanal en tu email 💌 

Detesto el SPAM tanto como tú, por ello solo envío 1 correo semanal con las novedades, últimas publicaciones y contenido exclusivo para suscriptores. Prometo que NUNCA cederé tus datos a terceros, salvo obligación legal.

Responsable: Geraldine Litmanovich Mazal.

Finalidad: enviarte la newsletter de mi blog www.criando247.com.

Legitimación: Tu consentimiento para enviarte mis emails.

Destinatarios: Tus datos los guardará Mailchimp, mi proveedor de email marketing, que está acogido al cuerdo de seguridad EU-US Privacy Shield.

Derechos: Por supuesto tienes derechos, entre otros, a acceder,rectificar, limitar y suprimir tus datos.

A %d blogueros les gusta esto: