El estigma del Biberón

Buenos días !

Como sabéis, me considero una madre pro-teta…pero ante todo respetuosa como os comentaba en mi entrada sobre la Semana Mundial de la Lactancia Materna.

Hoy quiero reflexionar sobre el Estigma del Biberón.

No vengo a defender la lactancia artificial contra la lactancia materna, no os equivoquéis. Hay infinidad de ventajas de la segunda sobre la primera, partiendo de la base de que la primera intenta imitar a la segunda…

Tampoco vengo a hablar de la forma más idónea de dar leche materna: está claro que lo mejor, pudiendo, es directamente del pecho. Aún así, hay que agradecer la variedad de maneras a las que podemos recurrir si ésto no es posible, previa extracción o donación.

Lo que hoy quiero conseguir como madre lactante, es que otras madres lactantes tengáis una visión diferente de quienes dan Lactancia Artificial (LA) a sus bebés y acabemos (o reduzcamos) esa guerra irrespetuosa que invade las redes sociales virtuales y reales.

La Leche de Fórmula

Yo  sé que los beneficios de la LM son muchísimos, pero eso no hace que olvide para qué se creó la leche de fórmulapara cuando la Lactancia Materna no podía llevarse a cabo (podéis leer la historia de la primera leche artificial en España en este enlace de Historiadores de la Cocina).

Que en países desarrollados podamos permitirnos la LA como elección es un lujo (ya os lo decía aquí) y quien quiera aprovecharlo por un motivo diferente a la necesidad está en su derecho: es un privilegiado y no debería cargar con una cruz por ello.

Dar Leche de Fórmula no es excluyente de dar Lactancia Materna. Pueden darse ambas a la vez y resultar una Lactancia Mixta. Puede darse un período de LA y luego mixta y luego materna exclusiva. Puede haberse comenzado con LME para cambiar a artificial, y así. Depende de cada situación, cada familia, cada madre, cada bebé…

La Crianza Respetuosa & La Lactancia Artificial

Si estáis siguiendo mis publicaciones entiendo que comulgáis con los mismos principios de crianza que yo, basados ante todo en el respeto.

Para mí, una madre o padre siguiendo la filosofía de crianza respetuosa es incongruente si juzga a los demás por sus elecciones, más aún sin saber los motivos. No respeta ->no puede enseñar desde el respeto.

La crianza respetuosa debe entenderse en todas direcciones: respetando a nuestros hijos y  enseñándoles  con nuestro ejemplo a brindar ese respeto hacia ellos mismos, nosotros, los demás, el entorno, la diversidad, los animales, las elecciones, las condiciones, y un larguísimo etcétera. 

photogrid_1471947164416.jpg

El Fomento de la Lactancia Materna vs. la Lactancia Artificial

Para quienes NO pueden elegir porque su Lactancia Materna NO es posible (por muchísimos temas…tan y tan  diversos) es aún más doloroso que se los juzgue y me siento en la posición indiscutible de pedir que nadie opine sin saber.

Y ya que estoy pidiendo: que nadie opine incluso sabiendo.

Y como el no ya lo tengo: que nadie opine cuando sepa que la LA ajena es una opción.

Los consejos, fomento y apoyo a la Lactancia Materna NO deben estigmatizar a quienes no hacen uso de ella.

Si queremos más bebés en la teta dediquémonos a informar, ayudemos, denunciemos a quienes desinforman por interés, naturalicemos la lactancia materna, mejoremos (consigamos) la conciliación laboral, fomentemos la paternidad igualitaria (un padre que se hace cargo de sus hijos y hogar al igual que la madre, facilita a ésta y sus bebés la Lactancia Materna), desmitifiquemos, exijamos una formación continua y actualizada en Lactancia a todos los sanitarios involucrados en el embarazo, pre-parto, parto y puerperio así como en pediatría…

photogrid_1470084710348.jpg

Hay infinitas formas de incrementar el porcentaje y duración de la Lactancia Materna en la población, pero ninguna de ellas debería ser atacar a quienes (eligiendo o forzosamente por los casos que ahora os contaré) hacen uso de leche de fórmula.

Muchas veces leo u oigo comentarios tan tremendos como que por dar LA van a dañar gravemente al bebé. ¿y si la LA fuese la única forma de alimentarlo?.

Conocer, comprender, empatizar: Por qué le dan biberones?

Para que os hagáis una idea de la diversidad de motivos que pueden llevar a una Lactancia Artificial o Mixta os dejo unos ejemplos buscando conseguir la comprensión a través de la empatía…y viceversa:

  • Hay mamás (como yo*) que no hemos podido dar Lactancia Materna Exclusiva a un hijo por ser prematuro y permanecer ingresado después de nacer: la distancia y las necesidades  imperiosas de alimento suelen llevar a una Lactancia Mixta o incluso a no conseguir la LM por interferencia del biberón, la falta de succión, el stress de la situación, la extracción insuficiente…Os lo contaba aquí.
photogrid_1479406422935.png

Mi hijo mayor y yo, aplicando el método canguro durante su ingreso en la UCIN.

  • Gracias a la inexistente conciliación familiar, existen (existimos) madres que debido a su carga laboral (para poder mantener a ese hijo!) deben separarse muchísimas horas del peque (y si son monoparentales aún más).
  • Otras veces por una enfermedad o condición del bebé (ictus infantil, hipotonía facial, parálisis cerebral infantil…)no se consigue la succión, por tanto se detiene o disminuye la producción de leche materna.
  • Hay circunstancias donde la enfermedad o condición del bebé implica alimentación no oral, y como os comentaba antes, la falta de succión puede acarrear menos o nula producción.
  • En casos de bebés sin madre (en monoparentales padres, homoparentales hombres, en caso de muerte de la mamá, en padres divorciados con custodia compartida cuando el peque no está con la madre…).
  • En situaciones de adopción o acogida con bebés que ya llegan tomando biberón y la madre no sabe / puede conseguir una lactancia con el bebé o biológico.
  • Por motivos de salud de la madre, sometimiento a tratamientos, terapias, intervenciones quirúrgicas y toma de medicamentos NO compatibles con la LM (gracias a E-Lactancia por ayudarnos a decidir, en muchos casos por encima de la recomendación médica desinformada).
  • En los casos en que efectivamente la Lactancia Materna no se consigue por algún problema, aún con el asesoramiento adecuado. (Alba Lactancia tiene una gran Guía sobre problemas en la LM que podéis ver aquí).
  • Cuando reina la desinformación incluso a nivel sanitario, y la madre hace lo que le han dicho que es mejor para su hijo o hija. (Habéis visto hace unos días los hashtags de #NoLactanciaxDinero #LactanciaxDinero ? Debería ser la excepción a la regla pero parece ser que aun hay muchas madres lactantes que se encuentran con indicaciones del pediatra de dar un biberón, unos cereales… )

 

Espero que estos ejemplos os hayan ayudado a comprender que esos bebés que vemos con un biberón en la boca NO deben ser motivo de juicio, y mucho menos de menosprecio hacia sus cuidadores.

Cada persona tiene una historia, sabemos nosotros la suya?

Pero…y los que eligen dar Leche Artificial?

Antes de ser madre no miraba a otras madres, la verdad.

Desde que me quedé embarazada me convertí en una observadora, muchas veces juzgando con la mirada sin aportar nada y ahora me arrepiento.

En estos casi 5 años de maternidad con mi crianza típica y atípica a cuestas he conocido tantas historias, tantas situaciones, he cambiado de parecer en tantos temas. Cómo voy a juzgar a quienes deciden libremente cómo criar a sus hijos? Puedo facilitar información si comprendo que no la tienen, puedo asesorar en productos/servicios/seguridad..pero juzgar es una critica destructiva y no va conmigo. Yo soy de críticas constructivas.

He aprendido mucho y mi interés ilimitado por el conocimiento en estos temas me ha hecho leer y comprender montones de cosas. De ahí nacieron mis post de seguridad infantil que se replicaron miles de veces (podéis verlos aquí y aquí): de mis ganas de facilitar el camino a otros más ocupados o menos informados…o más desinformados (cuánto mal hacen las informaciones falsas contradictorias impulsadas por las multinacionales!).

Así que quienes eligen dar leche artificial a sus hijos e hijas, por gusto, por ganas, por pereza, por status, por comodidad, por lo que sea…que se las den.

Como hice yo y os conté aquí.

Eso no los hace ni hará peores padres y madres.

Las decisiones en torno a la crianza respetuosa y segura de nuestros hijos debe estar orientada a conseguir la armonía familiar.  La teta, a su vez, es cosa de dos. Por tanto, la decisión de dar la teta debe ser deseada por la madre y acompañada por su pareja, ritmo de vida, condiciones familiares y un largo etc.

En el único caso que pienso intervenir es cuando sea una decisión tomada desde el desconocimiento, para ayudar e informar. Si es una opción tomada con información….no tengo nada que opinar.

Buena madre, mala madre. Buen padre, mal padre.

Partiendo de la base que la gran mayoría de (p)madres hacen lo que consideran mejor por sus peques, hay mucha desinformación o costumbres arcaicas e inseguras que se siguen aplicando a la crianza y que van mas allá de la teta. Todas ellas deberíamos observarlas para colaborar con nuestra información, no para crucificar a quienes lo hacen.

Acaso no conocéis como yo casos así?

Madres y padres de bebés de pecho que fuman (recordáis lo que os conté aquí sobre el peligro de fumar cerca o lejos de nuestros peques?).

Bebés de teta que luego pasan horas sentados en una trona o en la silla de paseo impidiendo su óptimo desarrollo.

Peques de LME que comienzan la alimentación complementaria antes de los 6 meses. En la revisión de los 5 meses de mi hijo mayor la pediatra me dio “la lista” de AC para comenzar a introducir fruta de forma matemática -ironía-. Os recuerdo que con 5m, mi hijo realmente tenía 3m de edad corregida, porque es sietemesino.

Bebés de teta que consumen habitualmente alimentos insanos (precocinados, zumos, galletas, embutidos, yogures de sabores, incluso chuches).

Conozco muchas personas pro-teta que llevan a sus hijos menores de 25 kilos/ 1.20 metros en sillas de coche a favor de la marcha “porque se ha hecho toda la vida”, porque “al revés se marea”, porque “así va más cómodo”. No llevarlos #acontramarcha  define en un segundo la vida o la muerte. Ya ni hablar de sillas con cojín frontal,simples elevadores de supermercado o incuso en brazos porque llora.

Peques de LME que son adiestrados para dormir toda la noche como dice Este-Vil.

Imagino cantidad de familias con bebés de pecho en hogares donde priman los gritos, los insultos, los estereotipos, el rincón de pensar o el cachete a tiempo.

La teta no te hace mejor madre. El biberón tampoco te hace peor. 

criando247-respeto-imitacion

Lo que realmente define la calidad de la crianza, bajo mi personal punto de vista, es el respeto, el amor y la incondicionalidad que les ofrecemos a nuestros hijos e hijas. Y nuestro ejemplo.

Si vemos que alguien hace cualquier cosa en su crianza en la que podamos aportar una critica constructiva, desde el respeto y buscando que esa conducta cambie: seamos empáticos, encontremos el momento y ayudemos. Hagamos también autocrítica: todos hemos hecho (o hacemos) cosas que luego hemos visto que era mejor cambiar.

Mi experiencia con la Lactancia Artificial

Con mi hijo mayor he utilizado Leche de Fómula durante dos períodos, de forma complementaria a la leche materna:

1- Por razones ajenas a mi voluntad: cuando nació de forma prematura en la semana 33 y quedó ingresado en la UCIN durante 15 días.

A pesar de engancharse bien al pecho desde el primer día y de que yo utilizara un sacaleches profesional facilitado en el propio hospital y luego el mío al irme a casa (sin el niño) cada 3 horas, mi producción era bajísima y su necesidad de alimento altísima. No hubo elección. Le daba la teta y después de ofrecerle ambos pechos una y otra vez, le dábamos lo extraído y a continuación leche artificial.

2- Por elección propia: cuando me reincorporé al trabajo mis extracciones en horario laboral no eran suficientes para cubrir su demanda del día siguiente el tiempo que nos separábamos y estaba sumamente agotada para extraerme en casa mientras lo amamantaba. Decidí que la mejor opción era darle pecho cuando estábamos juntos y fórmula cuando me fuese a trabajar.

Ambos momentos de Lactancia Mixta los viví con tranquilidad, porque estaba lo suficientemente informada y acompañada en el proceso, como os lo expliqué en este post.

Me considero una afortunada por haber tenido buena información, asesoramiento de primera mano y porque tanto los biberones como chupetes que le “colocaron” a mi hijo en el hospital, no interfirieron con el pezón. Y cuando llegó el momento “2” la LM estaba tan establecida que no hubo problemas de convivencia.

Con el pequeño, que no ha probado biberones con ningún tipo de leche (ni mía ni fórmula) llevamos 3 años de lactancia. Otras circunstancias, otro momento, otras posibilidades, no trabajo fuera de casa, colecho desde el nacimiento, otro bebé.

No creo haberlo hecho mejor o peor con uno que con otro. Les he dado y les doy a ambos lo mejor que puedo de mí. Intento ser mejor persona, aprender a desaprender las costumbres conductistas para poder respetar sus tiempos, sus emociones, sus necesidades.  Me esfuerzo por ser cada día más empática con el mundo para que ellos me imiten.

Me resultaría absurdo, cruel e injusto que alguien cercano o ajeno me tachara de mejor o peor madre por haber dado teta o biberón.

Aprovecho para comentar que la Lactancia Materna puede darse en hijos no biológicos con un buen asesoramiento (os recomiendo este artículo de la Liga de la Leche), y que también es posible relactar después de una LA o Lactancia mixta.

Y si habéis llegado hasta aquí, que ya os lo agradezco, os resumo este larguísimo post en una frase:

Lo más importante para nuestros hijos es el amor, el respeto, la seguridad y la incondicionalidad que les brindamos. Y nada ni nadie debería juzgarnos por los caminos que tomamos en la crianza, siempre que no suponga un peligro para el menor.

Ah! y muchos biberones tienen leche materna! Sabéis qué contiene el biberón que están dando a ese bebé a quienes miráis con pena, disgusto o enfado?

Me encantaría leer vuestras experiencias y opiniones, siempre que prevalezca el respeto y no asomen extremos hirientes para otras madres y padres que nos lean. Gracias!

Nos leemos!

Imagen

Tus comentarios nutren mi Blog y siempre respondo. Anímate a escribirme!

Y si no quieres perderte ninguna de mis publicaciones sobre Crianza Típica y Atípica > puedes suscribirte al BlogFacebookTwitter y mi canal de YouTube .

Te recuerdo que he iniciado una petición en change.org para que la RAE incluya el término #hemiparesia en el Diccionario de la lengua española.Si quieres ayudarme con tu firma en mi petición de change.org haz clic aquí!

criando_247-rae-dle-hemiparesia-change-criando247

3 comentarios en “El estigma del Biberón

  1. Ay! qué pena que no se haya grabado el anterior. Bueno, venía a decirte que hay un libro muy bonito que se llama Lactancia Materna: historias de superación que es muy interesante.

    También que el 5% de las mujeres realmente tienen problemas médicos para no dar pecho, y que el resto son problemas de conciliacion y falta de información que seguramente se resolverán en las próximas décadas.

    En todo este tiempo que nos espera, la evidencia científica desbancará a la “opinión” de biberón sí o no. Creo que dar el biberón sin receta será como dar a un niño antibióticos sin receta. O que todos sabemos que dar a un niño un cigarro es perjudicial, nadie pone eso a debate.

    Pero la evidencia científica tarda en llegar, porque no es SÓLO UN ALIMENTO PERFECTO, sino que el pecho es una herramienta para activar ciertas zonas del cerebro y hormonas que hacen que los bebés crezcan confiados en la vida, y haga adultos resilientes y además menos enfermos. La LM como herramienta de la crianza con apego y esta a su vez como herramienta para prevenir la depresión perinatal, o problemas psicológicos en la adultez. Todo esto sin caer en el simplismo, claro, hay que mirarlo a nivel de BIGDATA.

    Que esto se entienda tardará tiempo, pero yo creo que es el camino.

    Mientras tanto, NO JUZGAR, Y DESCULPABILIZAR A LAS MADRES. Ellas han hecho lo que han podido con la informaicón que tenían en ese momento. Y por supuesto, las personas somos lo suficientemente plásticas como para adaptarnos y vivir finalmente una vida plena, pero mejor, ponerlo fácil.

    Todo esto! Besos!!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Hola

    Gracias por tu artículo. Yo cuando me quedé embarazada e incluso antes pensaba dar LA al peque ya que tengo los pezones muy sensibles y digamos, odio cualquier tipo de roce, golpe o lo que sea. Lo llevo mal. El día que nació cambié de parecer y quise intentarlo. Al principio fue un poco doloroso pero el peque enganchó bien, salía leche de sobra, comía bien. Estuvimos así 15 días. De repente vino la crisis de las 2 semanas donde el peque no dejaba de comer ni un minuto durando toda la noche. Entre el cansancio, la desesperación y la grima que me daba el tema pezones, toqué fondo y decidí dejarla. Fue muy duro pensar en dejarlo pero llevaba unos días dándome cuenta que me gustaba tener cerca al niño pero que yo me ponía tensa en el momento de dar el pecho. Yo no me sentía a gusto. Por lo que más me costó dejarlo es por el que dirán. Cómo explicar que no te gusta dar el pecho al niño. El momento era precioso pero yo no lo disfrutaba. El peque crecía bien, tenía leche suficiente, no había grietas ni nada, pero sentía que me iba a sentir juzgada por dejarlo porque “no me gustaba”. Ha pasado 1 año desde que lo dejé y en cada artículo que leo y comentarios me siento juzgada. Me siento la peor madre del mundo por no haber seguido con la LME, por no colechar, por no portear, por no practicar el BLW, pero luego miro a mi hijo, sano, feliz, que nos adora a su padre y a mi, y me olvido de todo. Yo desde siempre he respetado cualquier decisión de cada madre y espero que siempre respeten mis decisiones. Si me equivoco, es problema mío y si acierto también. Evidentemente lo natural es mejor pero como dices, puede haber madres con LM que luego fuman como carreteras delante del niño y dan mucha bollería industrial y madres con LA que crían a sus hijos en entornos libres de humos y la alimentación es sana y natural. En esos casos, qué es mejor? En cualquier caso, es decisión de cada madre. Se puede recomendar, ayudar pero nunca criticar. Gracias por hacerme sentirme mejor madre leyendo el artículo.

    Le gusta a 1 persona

    • El sólo hecho de amar a tu hijo incondicionalmente te hace la mejor madre que podría tener. Hay muchas elecciones que debemos tomar en torno al embarazo, la crianza, la familia. Y todas ellas están bien tomadas si detrás hay una preocupación por informarse, reflexionar y decidir lo que sea mejor para todos los implicados.
      Estoy convencida que el stress que te producía lactar tampoco era beneficioso para el bebé o para el resto de vuestra crianza. E insisto, que aún no siendo así, no soy nadie para juzgar. Si alguien, alguna vez, tuvo algo que decirte sobre ello debería haber sido una forma para que esa sensación desapareciese. Los consejos constructivos bien. El resto, no llevan a nada.
      Muchísimas gracias por pasar y dedicar tu tiempo a comentar 😘

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s