0
Crianza Atípica

Buscar un bebé teniendo un hijo con discapacidad.

niño pequeño besa la tripa embarazada de una mujer

Desde que me enteré que estaba embarazada de mi hijo pequeño y hasta hoy, que ya tiene 6 años, no he dejado de recibir preguntas sobre por qué y cómo nos decidimos a buscar un bebé teniendo un hijo con discapacidad. Me han etiquetado directa e indirectamente como valiente y como irresponsable, cada uno con su mirada única sobre lo que significa (p)maternar a un peque diverso.

Spoiler: Si no te apetece leer todo el post, pero estás dudando entre tener o no otro hijo teniendo un peque diverso, puedo resumirte mi opinión sobre lo que deberías hacer en tu caso: lo que te diga el instinto, tu corazón y lo que creáis (o creas, si no estás en pareja) que es mejor para tu familia.

No hay decisiones correctas o incorrectas. No existen fórmulas únicas para todas las familias. No hay un algoritmo que pueda saber mejor que tú si hay cabida para otro miembro en la familia. Y así y todo, tomes la decisión que tomes, te surgirán dudas y reafirmaciones continuamente.

Si no tienes peques con discapacidad, te pido que leas el resto del post y te pongas en nuestro lugar. A pesar de que la empatía no depende del conocimiento, estoy convencida de que leer sobre las realidades ajenas nos ayuda a empatizar, respetar las diferencias y evitar soltar comentarios que puedan resultar violentos (gracias Psicóloga Charo Poggi por darme tanta luz sobre la trascendencia de la Comunicación No Violenta).

¿Por qué buscar un bebé teniendo un peque con discapacidad?

mujer embarazada con post its pegados en la tripa con signos de pregunta

Hay muchas razones por las que tomar esta decisión.

Conozco familias que aún habiendo planificado tener un hijo único, al recibir el diagnóstico de su primogénito han pensado que era más seguro darle un hermano: alguien que pueda velar por el mayor cuando ya no estén papás y/o mamás.

Algunas han sido impulsadas por los especialistas o terapeutas de su peque: “un hermano es la mejor terapia que puede tener en casa”.

Otras han visualizado en la llegada de un hermanito/a, un posible compañero de ruta, de juego, ese amigo fiel que muchas veces (más de las que quisiéramos) nuestro hijo atípico no consigue tener de forma espontánea.

Algunas hemos tomado la decisión sin tener en cuenta el diagnóstico del mayor, ya sea porque el deseo de aumentar la familia era profundo o bien porque el diagnóstico llegó después (o durante) el embarazo del segundo.

Seguro hay más motivos, pero estos son los que recuerdo de mis decenas de conversaciones con amigas en circunstancias similares y de los mensajes que recibo continuamente a raíz de mi blog.

¿Por qué no buscar un bebé teniendo un peque con discapacidad?

De la misma manera, tomar la decisión de no ampliar la familia puede estar basada en temores o en razones más lógicas y concretas.

Desde el miedo a no poder asumir más responsabilidades, ya que la carga mental, horaria y económica de un hijo con discapacidad suele colapsar a muchas familias, hasta el sentir que traer un hermanito a casa es una decisión egoísta para con el mayor, al que le robaremos esa dedicación que tanto necesita.

En caso de discapacidades de origen hereditario, como es entendible, muchas (p)madres evitan un segundo embarazo por las probabilidades de que el bebé también tenga alguna dificultad, enfermedad o condición.

Hay muchas familias que tenían claro tener sólo un hijo, y esa decisión no se vio modificada al recibir el diagnóstico del primogénito.

Y por último, están las familias donde la discapacidad supone un riesgo para la vida por el tipo de diagnóstico y no pueden permitirse asumir ese riesgo para el nuevo bebé.

Como decía antes, existen tantas razones y motivos para tener o no tener un segundo peque como realidades.

Lo que las familias atípicas no queremos oír

dos mujeres con la mano abierta en alto en signo de stop

Repasar algunas de las causas por las que las familias atípicas decidimos o no tener más hijos, es un ejercicio de empatía que quiero hacer traslativo a todas aquellas personas que hablan con nosotras, tengan o no un hijo con discapacidad.

Tener hijos o no, tener uno o ser familia numerosa, tenerlos joven o de forma tardía, solas o acompañadas, biológicos o adoptados, es una decisión personal sobre la que nadie más debería opinar o juzgar (siempre que se salvaguarde la integridad de los menores, claro está). Y aún no hablo de discapacidades, sino de el mero hecho de tener (o no) hijo/s.

En el caso de familias que ya tenemos un hijo diverso, lo que nos sobra plenamente es que alguien nos diga qué decisión deberíamos tomar y por qué.

Aunque muchos de estos consejos no pedidos o preguntas se expresen sin intención de molestar, dudo que haya alguna familia que no se sienta violentada ante los siguientes comentarios (todos ellos los he escuchado o recibido):

  • ¿No crees que si no le das un hermanito se quedará solo en el mundo?
  • ¿Cómo piensas que vas a poder con otro, si tu hijo ya supone una atención continua y un gasto extraordinario?
  • Tener otro hijo es egoísta, porque lo cargarás de una responsabilidad incluso antes de nacer.
  • No tener otro hijo es egoísta, porque tu peque necesita un compañero.
  • ¿Y si el bebé también viene con alguna discapacidad?
  • Un hermano lo va a querer para siempre, y tu peque necesita eso porque no es fácil que otras personas le quieran.
  • Si tienes otro peque ya seréis familia numerosa: ¡todo ventajas! (me río por no llorar).
  • ¿Cómo vas a tener tiempo para ti y tu pareja si, aparte de la carga que ya tenéis encima, llega otro bebé?
  • ¿Imaginas que el próximo bebé tiene algo aún peor que tu peque?
  • ¿Cómo vas a volver a trabajar así? – o la opción b – Tendrás que dejar de trabajar seguro.
  • Anda, ¿pero queréis tener más hijos después de lo que os pasó?

Tomar la decisión de ampliar la familia es cuestión de los progenitores y nadie más, y esos comentarios no ayudan sino a cargar con más ansiedad la difícil decisión de traer vida a este mundo apático, falto de inclusión y rebosante de barreras.

Por eso, si estás en la tesitura de plantearte un nuevo embarazo (o adopción), lo mejor que puedo decirte es que escuches tus razones, tu realidad y tu instinto. Que consultes con los especialistas de tu peque con discapacidad las probabilidades de repetir diagnóstico y visualices si eso es un impedimento o no para ampliar la familia. Si necesitas saber la experiencia de otras (p)madres criando típicos y atípicos, como es mi caso, pregunta lo que necesites pero recoge la información que consideres, filtra los motivos generalistas, revisa tus necesidades familiares y da los pasos que creas mejores para vuestra familia.

Y en todos los casos, te pido que recuerdes que hay muchísimos motivos por los que otras familias decidan tomar un camino u otro, que debemos ser cuidadosas a la hora de emitir comentarios y siempre respetuosas con sus decisiones.

¿Estás planteándote dar un hermano/a a tu peque con discapacidad?

¿Tienes miedo a un segundo embarazo?

¿Te han hecho alguno de esos comentarios?

¿Ya has ampliado familia? ¿Cómo está resultando?

¡Nos leemos!

Logo Criando 24/7

Tus comentarios nutren mi Blog y siempre respondo. ¡Anímate a escribirme!

Fotos e imágenes propias, cedidas y Freepik. En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables, con las que financio mi Proyecto solidario. Puedes saber más haciendo clic aquí.

10 Comentarios

  • Respuesta Rocio julio 29, 2020 en 9:22 pm

    Buenas! Tengo una nena de 6 años con hemi izquierda y retraso madurativo, un nene de 2 años que me lo diagnosticaron con retraso en el desarrollo por ciertas cosas que tardó en hacer siendo bebé y por los antecedentes de la hermana. Hace poco tuve una nena nuevamente.
    Cuando le dije a mi suegra que estaba embarazada por tercera vez, pego un grito en el cielo y me dijo No puedo felicitarte y Hay que prenderle una vela a todos los Santos para que este bebé no salga como sus hermanos o peor. Solo respire y segui de largo porque si contestaba hubiese salido lo peor de mi.

    • Respuesta Criando 24/7 julio 29, 2020 en 9:31 pm

      Ufff, Rocío. Qué situación más violenta, no sé si gritar o llorar. Espero que tu familia te de tanta felicidad como la mía, y que tus 3 peques te recuerden cada día que, a pesar de las dificultades, son unos niños deseados, amados y cuidados por la mejor madre que pudiesen tener. Un abrazo!

    • Respuesta KELLy julio 30, 2020 en 1:43 pm

      Yo no quiero mas hijos, con uno para mí es suficiente él tiene PCI hemiparesia derecha, Epilepsia… Mi esposo sí quiere otro “para cuando nosotros ya no estemos” ‍♀️ y yo pienso en que no quiero más y ¿Por qué hacerlo responsable de algo que no es su responsabilidad? ‍♀️ Así como también he pensado que puede salir con igual condición, pues además de no querer me gana el miedo, así como pensar en la economía, no tenemos casa propia, me toca pasar los días peleando con la EPS por las medicinas y tratamientos de mi hijo , en realidad me gana el NO más no.
      Además todas esas frases de los terceros también las he escuchado por educación no digo nada, pero molestan en verdad y no aportan nada, la gente peca de ignorante y no entiende que a veces es mejor no opinar.

      • Respuesta Criando 24/7 julio 30, 2020 en 2:07 pm

        Es una decisión compleja con muchos matices, que sólo deben tomar tu marido y tú. Ojalá puedan encontrar el equilibrio y estar ambos a gusto con lo que planifiquéis para vuestra familia. Nadie más debería opinar sobre ello, debemos hacernos una coraza y guiarnos por nuestras razones. Un abrazo gordo!

  • Respuesta Paty julio 30, 2020 en 4:09 am

    En mi caso es muy complicado ya q tengo gemelos de 7 años con autismo y muchos sicólogos me preguntan el tener un nuevo hijo pero no me siento preparada para un tercero son 2 y la dificultad sería mucha y si sentiría q los desplazaría no podría

    • Respuesta Criando 24/7 julio 30, 2020 en 8:50 am

      Estoy segura que lo más acertado es lo que sientas tú, ahora y en el futuro. Al final, somos las familias las que sabemos qué más podemos abarcar y qué no, a nivel carga mental, emocional, de tiempos, luchas así como de posibilidades económicas (que siempre son un factor clave cuando debemos pagar terapias y demás gastos asociados a los diagnósticos de nuestros peques). Un abrazo fuerte

      • Respuesta Natalia julio 31, 2020 en 6:19 pm

        Yo tengo una niña con casi 3 años con retraso madurativo, nada “grave” si se compara con otros diagnósticos pero yo llevo un año y pico sufriendo, frustrada y enfadada partir no quiero que pasemos por esto. Terapias, apoyos en escuela y mirar con lupa cada movimiento suyo. Pero a pesar de todo no cambio a mi niña por nada del mundo y nos hemos planteado varias veces aumentar la familia aunque de momento no nos atrevemos. Primero por miedo a que tenga lo mismo que su hermana y segundo porque creemos que ella nos necesita al 200% y sentimos que teniendo otro hijo no podamos dedicarnos en cuerpo y alma a ella. Es tan complicado….

  • Respuesta Rocio julio 30, 2020 en 6:28 pm

    Tengo un solo hijo con t a de 8 años y a veces quiero darle un hermanito pero a veces me gana el miedo y no se qué hacer

  • Respuesta Miriam agosto 1, 2020 en 10:25 am

    Yo tengo una hija con discapacidad que ahora acaba de cumplir 3 años. Nos enteramos a las dos semanas de nacer. El especialista nos recomendó lo del hermanito y nos pusimos manos a la obra. Mis hijas se llevan 15 meses y se me hincha el pecho cada vez que las veo juntas. Ahora estamos pensando en un tercer bebe y estoy harta de los comentarios ajenos. Que si estoy loca, que con la vida que llevo como se me ocurre y demas. La peque vino al mundo para ser la mejor aliada de la mayor y tengo claro que un tercero podria ser la guinda del pastel. Esperemos quen pronto haya un positivo

    • Respuesta Criando 24/7 agosto 1, 2020 en 9:35 am

      Gracias por compartir vuestra historia. Espero que el tercero llegue pronto y complete la familia que queréis tener. Un abrazo fuerte ❤

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos
    Responsable: Geraldine Litmanovich Mazal + info
    Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info
    Legitimación:: Consentimiento del interesado. + info
    Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
    Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info
    Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web criando247.com+ info

    ¡No te pierdas nada!

    💌 Suscríbete ahora y recibe mi newsletter semanal en tu email 💌 

    Detesto el SPAM tanto como tú, por ello solo envío 1 correo semanal con las novedades, últimas publicaciones y contenido exclusivo para suscriptores. Prometo que NUNCA cederé tus datos a terceros, salvo obligación legal.

    Responsable: Geraldine Litmanovich Mazal.

    Finalidad: enviarte la newsletter de mi blog www.criando247.com.

    Legitimación: Tu consentimiento para enviarte mis emails.

    Destinatarios: Tus datos los guardará Mailchimp, mi proveedor de email marketing, que está acogido al cuerdo de seguridad EU-US Privacy Shield.

    Derechos: Por supuesto tienes derechos, entre otros, a acceder,rectificar, limitar y suprimir tus datos.

    A %d blogueros les gusta esto: