Niño típico, niño atípico. La aceptación de la diversidad.

Tengo dos hijos, dos maravillosos y amados hijos. Tan iguales y tan diferentes…

PhotoGrid_1492601849276

Ambos son niños con las lógicas necesidades de cualquier niño persona: sentirse amados, respetados, jugar, descansar, alimentarse de forma saludable, tener un hogar, contar con su familia de forma incondicional.

Ambos son niños con características de niños pequeños: les cuesta expresar y gestionar sus emociones, alucinan con cada cosa que descubren o experimentan por primera vez, pasan del llanto a la risa en un plis plas, aprenden por imitación, se hacen amigos de otros peques preguntándoles si quieren ser sus amigos y ya, no nos dejan dormir a su padre y a mí las horas que nos gustaría.

Bueno, aquí me gustaría aclarar que realmente la que no duerme soy yo y no entendía bien el por qué hasta que leí el libro Amor con Ojeras (y que os recomiendo muchooo) de La Psicomami (clic aquí para ver su Blog) . Mirad, lo que pasa en mi casa es esto:

Vuelvo a mis hijos.

Ambos son fans de los cuentos, nacidos para la música y amantes de la cocina (o al menos de ponerse sus ropas de chef y manosear los alimentos).

Ambos son niños están sanos*, mocos invernales incluidos.

Ambos caminaron un poco más tarde que la mayoría de niños y niñas: el mayor a los 24 meses y el peque a los 18.

Y ambos son muy charlatanes. Bueno, eso es por los genes argentinos que les he aportado y la sobre-estimulación en lenguaje producto de convivir conmigo, LaAbu (también porteña) y la exposición a cientos de libros y canciones desde que nacieron.

Pero en otras cosas son diferentes: uno es neurodiverso y el otro neurotípico.

Uno es rubio con ojos azules y percentil superior al 100,  mientras que el peque es moreno con ojos café y percentil debajo de la media.

Uno siempre sonríe, camina de la mano y come como si no hubiese un mañana. El otro picotea, sale corriendo en cuanto puede y parece inmune al miedo: ya se rompió 4 dientes de tanto trepar y tirarse.

Uno se va con todo el mundo, tranquilo, sin necesidad de adaptaciones en cole ni guarde. El pequeño naranai hasta hace bien poco, si me entendéis.

El mayor se destetó a los 15 meses y el chiquitín ahí que sigue con 39!

Uno contaba hasta 100  y sabía el abecedario en español e inglés con menos de 2 años. El otro aprendiendo hasta el 10 con más de 3 añitos (y está más que genial así, por si cabían dudas!).

Como veis, la diversidad abarca muchas cosas, no sólo la funcionalidad, y eso está presente en todas las familias, atípicas o no. La mía, la suya, la vuestra.

Cuando escribo sobre la diversidad funcional de mi hijo mayor lo hago buscando empatía, tolerancia, respeto. Intento que otras madres y padres se sientan reflejados, reconfortados.

Quiero naturalizar esas diferencias, no aplaudirlas, sino aceptarlas sin más porque existen y forman parte de la realidad.

Lo que NUNCA espero es generar pena (ni títulos heroicos), no lo soporto y mi hijo no lo merece.

Yo no lamento tener un peque neurodiverso: es mi hijo, mi amor, mi tesoro…al igual que su hermano. Tengan lo que tengan, sean lo que sean, posean lo que posean, mis hijos siempre serán parecidos pero diferentes y mi responsabilidad es que sepan/sientan que son amados, que buscaré su felicidad y que seré su portavoz (mientras haga falta) para sensibilizar a la sociedad sobre la necesidad imperiosa de respetar la diversidad, sea cual sea.

*Lo de niños sanos me corroe un poco, pero quería incluirlo porque mucha gente cree que ser neurodiverso hace que no lo seas, y es un error.

Según la RAE:

sano, na.

Del lat. sanus.

1. adj. Que goza de perfecta salud.

Según esa definición mis dos hijos están sanos. Y quito el “ser” porque mañana podrían enfermarse, y curarse, y así.

Y tus peques en qué se parecen?

Y en qué se diferencian?

Feliz miércoles, nos leemos!

Imagen

Aprovecho para recordaros que he iniciado una petición en change para que la RAE incluya el término hemiparesia en el DLE. Aquí os explicaba por qué.

*Si queréis ayudarme con vuestras firmas en mi petición de change.org haced clic aquí!

criando_247-rae-dle-hemiparesia-change-criando247

Tus comentarios nutren mi Blog y siempre respondo. Anímate a escribirme!

Y si no quieres perderte ninguna de mis publicaciones sobre Crianza Típica y Atípica > puedes suscribirte al BlogFacebookTwitter , Instagrammi canal de YouTube .

 

3 comentarios en “Niño típico, niño atípico. La aceptación de la diversidad.

  1. Me siento muy identificada contigo me veo reflejada en tus palabras yo también tengo un hijo neurodiverso y no lo cambiaría por nada del mundo el ríe,llora,juega es cariñoso,es un niño sano y feliz con sus diferencias al igual que todos los niños como tu bien dices..y es que cada niño es diferente y único saludos 😘

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s